Warm Beach se Convierte en un Hogar Cuando la Vida Cambia

Hace cinco décadas, algunos pastores y laicos Metodistas Libres sintieron el llamado a construir una comunidad cristiana que proporcionara viviendas económicas para pastores, misioneros, educadores y otras personas mayores  cuyas vidas hubieran cambiado en dirección al retiro.

Este año, la Comunidad de Warm Beach para personas mayores celebra 50 años de estar al servicio de personas jubiladas en el hermoso marco de Stanwood, Washington, entre Puget Sound y las Montañas Cascada. La comunidad de poco menos de 45 hectáreas sirve a más de 350 residentes de 60 años o más.

La comunidad surgió después de la fundación de su vecino Centro de Campamentos y Conferencias Warm Beach. Los padres de Bob McDowell,  actual residente de la Comunidad de Warm Beach para Personas jubiladas y pastor Metodista Libre jubilado y anteriormente  Director del Campamento de Warm Beach, Elmer y Eva McDowell, encabezaron el esfuerzo para establecer la Comunidad para Personas Mayores, esa área había sido vista por los Metodistas Libres como una necesidad, junto con la necesidad de un campamento para la iglesia. Él dijo que sus padres vendieron su negocio de abarrotes y se mudaron al área en 1957 para comenzar con el desarrollo del campamento. Elmer y Eva fueron los primeros empleados del campamento, y pasaron cinco años haciendo de todo, desde limpiar el terreno hasta hospedar los grupos de trabajo.

“Ellos sintieron cada vez más la carga por el ministerio de los mayores”, dice Bob McDowell: “Luego terminaron quedándose en el campamento, y mi padre se sostuvo vendiendo bienes raíces por un tiempo” mientras la nueva junta de la conferencia procedía con los planes para la comunidad.

Elmer McDowell llegó a ser director de desarrollo y primer director general de lo que se abrió en 1967 como Warm Beach Manor con 46 apartamentos independientes. Según Bob McDowell. Eva se sentía abrumada cuando alguno de los residentes se enfermaba de gravedad. Ella le dijo a su esposo: “Elmer, necesitamos ir a trabajar para el Señor y el dinero que ganemos lo destinaremos a un centro de enfermeras”.

Warm Beach ahora ofrece cuatro opciones independientes para vivir, junto con una instalación asistida para vivir. Enfermeras capacitadas, terapia externa y rehabilitación.

“Las personas llegan y tienen su lugar privado para vivir, y luego cuando se enferman o si no pueden cuidar de ellos mismos se pueden mudar de una manera rápida a un sitio asistido”, dijo Erle Wirth, un anterior pastor Metodista Libre y superintendente de la Conferencia Northwest (Noroeste) del Pacífico, quien ha vivido en la Comunidad de Warm Beach para Personas Mayores por dos años y medio. Es algo agradable, y yo digo que es algo maravilloso”.

La esposa de Wirth, Grace, tuvo que ser hospitalizada poco antes de que la pareja se mudara a la sección independiente de la comunidad. Fue internada aen la sección de cuidados de Warm Beach por nueve días. “Encontramos a un personal muy capaz en este lugar, y para mí fue algo muy conveniente, lo púnico que tenía qué hacer era cruzar el estacionamiento para visitar a Grace”, dijo: “El personal fue muy, muy servicial”.

En entrevista con Luz y Vida, los residentes alabaron las instalaciones y el personal de la comunidad a la vez que enfatizaron la atmósfera espiritual.

“Es una maravillosa comunidad cristiana, y única, en la que tenemos todos los niveles para vivir desde ser independientes hasta tener necesidad de cuidado especial”, dice Lois Lingren, una residente por 22 años que al principio se sintió atraída a la comunidad por su afiliación Metodista Libre. “Es una comunidad amistosa y de amor… tenemos amor los unos por los otros. Nos cuidamos unos a otros. Nos protegemos unos a los otros, y sabemos que va a haber cuidado para nosotros hasta el final”.

Lingren aprecia la conexión que existe entre la denominación, la comunidad, y la Iglesia Metodista Libre local  de Warm Beach. “Tenemos cerca la Iglesia metodista Libre, a la que somos afortunados de poder asistir”, dice.

Joyce Dodge — una residente de Warm Beach por 17 años cuyos padres: Lyle (anteriormente director de evangelismo de la denominación y superintendente conferencial) y Clara Northrup, fueron miembros fundadores, su esposo, Wesley Dodge, sirvió como capellán de la comunidad de 2000 a 2013 — cree que la denominación y la comunidad de personas mayores se fortalecen unas a otras. Ella dice que la comunidad tiene “una base Metodista Libre muy fuerte” y es de un “gran valor para la Iglesia Metodista Libre de muchas maneras—no solo monetariamente sino también por los líderes de la iglesia y de (la Universidad) Seattle Pacífico que han vivido aquí”.

Dodge prepara el programa musical y toca el órgano en los servicios de adoración dentro de la comunidad. “Yo sé que somos uno de los pocos lugares de retiro en esta región del Pacífico Noroeste con un servicio de adoración vibrante, un programa musical y buena predicación”, dice.

Bob y Kitty Magee, anteriormente misioneros bajo las Misiones Mundiales en Rodesia (ahora Zimbabue), y de la Confraternidad de Estudios Bíblicos  en Kenia, estaban preocupados por encontrar un lugar a dónde retirarse, porque, como misioneros no tenían muchos ingresos qué apartar para su jubilación. Visitaron comunidades de retiro en algunos estados pero fueron atraídos a Warm Beach en parte porque habían asistido a la Universidad de Seattle Pacífico con algunos de los fundadores de la comunidad y del campamento vecino.

“El Señor realmente nos guio, nos abrió las puertas y nos hizo entrar, y después de que llegamos, pudimos por qué, y lo que el Señor tenía en mente para nosotros”, dijo Bob Magee, quien se ha convertido en un voluntario activo, conocido por distribuir el correo a los residentes de la sección de cuidados especiales, contestando el teléfono en lugar de las enfermeras, y dirigiendo estudios bíblicos.

De que Magee sea un voluntario no es lo único. De acuerdo al sitio web de la comunidad, 80 por ciento de los residentes comparten su tiempo y talentos siendo voluntarios. Las oportunidades incluyen servir en el comedor, ayudar en el mantenimiento, hacer trabajo de jardinería en el patio interior, y trabajar en la tienda de la comunidad.

El Director de Avance, Mark Milan dijo que algunos residentes enfrentan un cambio de dirección “de vivir independientemente a un estilo de vida que requiere más atención, como la vida asistida o el cuidado de enfermeras especializadas. Deseamos proporcionar un ambiente cristiano para que esto suceda. Sucede con frecuencia, que si estamos trabajando con una pareja, uno de ellos necesitará una transición, mientras que el otro sigue siendo independiente. A Dios gracias, eso ouede suceder aquí con facilidad”.

Visita warmbeach.org o marca 800-652-6302 para más información acerca de Comunidad Warm Beach para Personas Mayores.

Jeff Finley ha servido como editor en jefe de Luz y Vida desde 2011. Anteriormente trabajó como reportero y editor de Medios de Sun-Times. Él sirve como líder de jóvenes voluntario en la Iglesia Metodista  Libre John Wesley.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *