Warm Beach Ofrece Oportunidades de Retiro, Vivienda y Ministerio

Los líderes de la comunidad de personas de la tercera edad se quieren asegurar de que la comunidad de 350 residentes no pierda su propósito original.

“Warm Beach fue fundada hacia 51 años como una oportunidad de retiro para pastores y misioneros Metodistas Libres”, dice el Director Ejecutivo Gary Dewhirst”: “Ha crecido al paso de los años para incluir ahora el ingrediente de cuidados para la salud”.
En la actualidad, Warm Beach ofrece una subdivisión de hogares manufacturados, algunos edificios de apartamentos. El Centro de Cuidados de la Salud de Warm Beach para personas que requieren cuidados de salud especializados. La instalación Cedar Court de vivienda asistida, y servicios de terapia externa e interna. A los residentes les atrae el hermoso paisaje de Stanwood, Washington, entre Puget Sound y las Montañas Cascade.

Warm Beach tiene 350 residentes de 62 años y mayores de una variedad de trasfondos profesionales, pero los líderes quieren asegurarse de que los pastores y misioneros sigan siendo parte de la población. Sin embargo, la mayoría de las personas que están en el ministerio de tiempo completo tienen ingresos limitados que no les permiten separar mucho dinero para su retiro.

Como ahora las personas viven más tiempo, algunas veces sus recursos no les bastan. Tenemos una obligación de asegurarnos de que seguimos teniendo la capacidad de atenderlos”, dice Dewhirst: “Desde una perspectiva financiera, tenemos que encontrar las maneras de suplementar eso para poder cumplir con el compromiso de atender a las personas que han estado al servicio de Dios”.

A fin de mantener este legado de servicio a los pastores, misioneros y otros jubilados del tiempo completo, la Comunidad de Personas Mayores recientemente estableció el Fondo del Buen Samaritano para ayudar a cumplir la visión original de vivienda asequible para estas personas, algunas veces denominadas “personas equiparables a misiones”. El fondo restringido será utilizado sólo para dar asistencia a los que han servido fielmente y llenan los requisitos para recibir ayuda financiera. El Comité del Buen Samaritano administra el fondo y revisa anualmente los merecimientos, políticas y procedimientos.

“Esta es nuestra manera de cuidar a esas personas que ya han hecho mucho”, dice Dewhirst. El presidente de la junta, Ken Dixon, dijo que Warm Beach está tomando como su objetivo reunir por lo menos 1 millón de dólares para un fondo destinado a estas “personas equiparables a misiones, aquellos que son residentes ahora, y que necesitan ayuda financiera, y/o aquellos que llegarán en el futuro”

Después de un año de haberse retirado de una carrera contable de 33 años con Deloitte & Touche, Dixon se puso en contacto con el Superintendente de la Conferencia Noroeste del Pacífico, Matt Whitehead, y le dijo que estaba listo para irse de voluntario a donde Whitehead pensara que era necesario. Whitehead le recomendó la Comunidad Warm Beach de Personas Mayores, y Dixon se unió a la junta en 2014, llegando a ser el presidente de la misma en 2017. Una de las principales prioridades de Dixon es asegurarse que Warm Beach siga siendo un lugar a los que los pastores y misioneros jubilados puedan considerar como su hogar.
“Mi esposa proviene de una familia misionera, de modo que también es blanco fácil para nosotros”, dice Dixon cuya esposa, Carol Aiko DesHazer, es la hija del finado misionero Jacob DesHazer—un bombardero en la Redada Doolittle sobre Japón en la Segunda Guerra Mundial, quien luego pasó 40 meses en Japon como prisionero de guerra. Más tarde, Jacob DesHazer regresó a Japón como misionero, y su historia apareció en el libro, “Return of the Raider” (El Regreso del Jinete), disponible en Jacob DesHazer.com, así como en el New York Times y muchas otras publicaciones. Dixon agradece el respaldo de Dewhirst en ayudar a Warm Beach a continuar con su compromiso cristiano con los pastores y misioneros que se jubilan.
“Me siento muy tranquilo con Gary”, dijo Dixon: “Tengo una gran confianza en él y en su liderazgo”.
Después de 30 años en una carrera de cuidados de personas desvalidas, Dewhirst se unió a Warm Beach, agradecido de que la comunidad de personas mayores le permitiera incorporar su fe cristiana a su trabajo.
“La principal diferencia aquí es que somos una comunidad basada en la fe”, dice Dewhirst: “Amamos a Cristo, y eso es lo que somos, y eso es lo que vamos a hacer con nuestro negocio, y así es como vamos a ser responsables ante las personas que vienen a vivir entre nosotros”.

Dewhirst amaba su trabajo de carrera en la industria del cuidado de personas, pero a sus empleadores seculares les faltaba algo que Warm Beach ofrece.

“Lo más importante que a mí me faltaba era un más grande sentido de propósito en lo que yo hacía”, dijo Dewhirst: “Había algo aquí que podía aglutinar todo lo que he hecho en mi carrera, y hacerlo de tal manera que tuviera un propósito y un significado, no simplemente un empleo”.
Warm Beach tiene una conexión más fuerte entre los residentes y los líderes que cualquiera otra de las comunidades en las que Dewhirst trabajó antes.

“Me siento tan cerca de los residentes como lo estoy con mi personal”, dijo: “Tengo una reunión periódica de oración con un grupo de residentes con los que me uno cada miércoles por la mañana, y oramos por este lugar. Esa es la clase de relación que puedo tener con mis residentes”.
Impactando al Mundo

Dewhirst dijo que muchas comunidades para personas mayores afirman ofrecer “una vida vibrante”, pero se enfocan en opciones de entretenimiento y otros servicios para los residentes. “Nosotros queremos todo eso, pero la vida vibrante significa que tienes un propósito, y tu propósito significa que a alguien le eres necesario”.
Warm Beach ha adoptado un enfoque intencional para alcanzar más allá de la comunidad de personas mayores para que los residentes impacten al mundo que los rodea.

“Tan sólo el año anterior, tuvimos 20,000 horas de servicio voluntario realizado por nuestros residentes unos con otros”, dijo Dewhirst: “Teníamos un gran porcentaje de nuestros residentes actuales que habían vivido vidas de servicio. Ellos han sido clérigos, y algunos, misioneros”.

Los servicios voluntarios incluyen atender nuestra pequeña tienda, dirigir programas, visitar a residentes en el área especializada de cuidados, la participación en grupos musicales que se presentan en comunidades vecinas, y asesorando a estudiantes del distrito escolar local. “Tenemos residentes que siguen realizando trabajos misioneros en ultramar”, dijo Dewhirst.

Aproximadamente un 70 por ciento de los residentes de Warm Beach se consideran “residentes intependientes”, y sus días de servicio y experiencias de vida están muy lejos de llegar a su fin cuando los vemos en acción en la comunidad.

Visita warmbeach.org/make-a-donation para enviar un donativo al Fondo de Buen Samaritano, u otros fondos caritativos de Warm Beach, o dirígete con el Director de Avance Scott Rossiter, a srossiter@WarmBeach.org, o al 360-652-2628 para más información sobre oportunidades.

Para más información para convertirte en un residente de la Comunidad Warm Beach de Personas Mayores, visita warmbeach.org, o llama al 800-652-6302.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *