Una Familia Cambia el Recibir por el Dar

Joanna DeWolf (derecho)y su familia disfrutaron las compras navideñas, pero se preguntaban si no habían sido en exceso.

“Todos los años discutíamos con nuestros familiares: “Realmente tenemos lo que necesitamos.” Decía DeWolf, miembro de la Iglesia Metodista Libre de Lansing, Michigan: “No necesitamos todo eso. ¿Cómo lo podemos simplificar?

Hace unos años, DeWolf, sus familiares y sus parientes más cercanos apartaron el dinero que normalmente gastarían en regalos para los familiares. Decidieron que los niños debían conseguir información de agencias caritativas y participar en la decisión de a donde contribuir con el dinero.

Al involucrarse los niños activamente, su entusiasmo en ayudar a otras personas reemplazó la emoción de abrir los regalos. Los niños ahora reúnen monedas sueltas y levantan fondos para incrementar sus contribuciones navideñas a instituciones no lucrativas.

La canción del Water Buffalo (Búfalo de agua ), de los cuentos de Veggie, serie de dibujos animados atrajo a los niños a un proyecto Internacional Heifer que ofrece la oportunidad de comprar agua Buffalo para una familia necesitada. Según la pagina web de beneficencia, una donación de $250 dólares es suficiente para comprar Búfalo de agua para ayudar a una familia filipina a plantar papas y arroz, a la vez que proveen de leche,  fertilizante y combustible para la misma.

“El año pasado, de hecho tuvimos suficiente para comprar el Búfalo de agua, además de algunas cosas extra,” dice DeWolf, “Los niños estaban emocionados.”

La hermana de DeWolf, Karyl Morin, dice que aunque los miembros de la familia decidieron hacer donaciones caritativas en lugar de intercambiar regalos, la transición no fue cosa fácil.

“El primer año luchamos mucho para cambiar la mentalidad de algunos,” dice Morin, quien añade que  la tradición familiar ha cambiado tanto que reunir dinero para beneficencia ahora es el enfoque de la preparación de los niños para la Navidad.

“Ellos saben que el punto de la Navidad no es solo una cosa mas para nosotros.” Dice Morin, miembro de la Iglesia Wesleyana de Engadí, en Holland, Michigan. “No es el consumismo. Es la celebración del nacimiento de Cristo pensando en la generosidad para aquellos que se encuentran en los lugares más vulnerables.”

En el nivel inmediato de la familia, dice Morin, los miembros de la familia redujeron el dar regalos y a la vez encontraron otras maneras de expresar su amor los unos a los otros.

Los niños aún tienen algo qué abrir en la reunión de toda la familia. Los padres de DeWolf — Dan y Judy Shinabarger, miembros de la Iglesia Metodista Libre New Covenant (Nuevo Pacto) en Clio, Michigan — Se aseguran de que cada niño tenga un regalo qué abrir, pero los Shinabarger también apoyan los esfuerzos de beneficencia.

“Es motivo de alegría ver a los niños, y ellos esperan este tiempo con expectación,” dice Judy, “les proporciona una nueva perspectiva del significado de la Navidad.”

Los miembros de la familia participantes incluyen a Dan y Judy Shinabarger (Dan fue superintendente de la antes Conferencia Este de Michigan); Matt yJoanna DeWolf y sus hijos, Lincoln, de 10 años, y Leina, de 8; Mike y Karin Morin y sus hijos: Sarah, de 12, y Becca, de 9; y los residentes de Atlanta, Jeff y André Shinabarger y su hija, Jada, de 2 años. Jeff es un emprendedor social y el fundador de dos sitios filantrópicos, giftcardgiver.com y plywoodpeople.com.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *