Un Improbable Líder de Alabanza

Cuando el Pastor Chris Schimel hace dos años buscaba un líder de alabanza para la Harvest Chapel West, en Brocton, NY, sintió que Dios podía estarlo guiando hacia Shawn Wilder.

Luego Schimel se dio cuenta que el localmente popular cantante y guitarrista se dirigía a Nashville, TN. Schimel no sabía que Wilder aún no era cristiano, a pesar de que por mucho tiempo se sentía conectado con Dios a través de la música.

“Cuando toco, Dios está conmigo. Cuando dejo de tocar y regreso a la rutina de mi vida normal, siento como si Él se alejara”, dijo Wilder.

Pero en el principio, Wilder se enfocaba en la fama, no en Dios. Después de ganar en competencias locales de canto, una compañía distribuidora de gasolinas lo contrató como su cantante principal en una gira del circuito NASCAR.

“La fama se me subió a la cabeza”, dice Wilder. “Perdí a todos mis amigos porque yo sentía que era el número uno”.

En Nashville, trabajó con famosos músicos y cantautores country, pero se dio cuenta que su vida de fama “el licor, la música y la pérdida de la consciencia” no le daban satisfacción. Comenzó a leer la Biblia pero tenía muchos problemas para entenderla.

Regresó a Nueva York y formó una compañía de construcción y comenzó a asistir a la Harvest Chapel en Fredonia, NY, con su prometida y la familia de ella. Cada semana cuando Chris Pulice, el pastor del ministerio de alabanza de Harvest pedía a las personas a pasar al altar para oración. Misteriosamente Wilder comenzaba a temblar hasta que se acercaba a Pulice.

Entretanto, Harvest West nuevamente estaba en busca de un líder de alabanza. Schimel le mencionó a
Pulice esta necesidad, y este le sugirió a Wilder. Schimel dijo que él y Pulice se reunieron con Wilder y sintieron que “Dios tenía su mano en el hombro de este muchacho”, pero Wilder no era convertido.

“Esto en sí era un problema porque a mí siempre se me había dicho que ninguna persona que no fuera convertida no podía dirigir el ministerio de música en la iglesia”, dice Schimel.

Schimel y Pulice siguieron reu-niéndose con Wilder, quien even-tualmente recibió a Cristo. Schimel recuerda que él aún recordaba “que le habían enseñado que “no se debía subir a la plataforma de la iglesia a recién convertidos, ni se les da de inmediato puestos de responsabilidad”.

Pero luego Schimel recordó que Dios le dijo a Ananías que Saulo “es mi instrumento escogido para dar a conocer mi nombre” (Hechos 9:15), y después de su conversión. Pablo (cuyo nombre anterior era Saulo) no pasó mucho tiempo tras bambalinas (Hechos 9:19-20).

“Pablo inmediatamente fue puesto en frente de la gente” dice Schimel, dándose cuenta que prohibir a los nuevos cristianos posiciones de lide-razgo” puede tener sentido en ciertas situaciones, pero no incluye a toda la junta. Existen pruebas escriturales.

Wilder se convirtió en el líder de alabanza de harvest West.

“Él está tomando seis horas de discipulado a la semana”, dice Schimel, que pasa tres horas a la semana con Wilder en formación espiritual. Estamos pasando mucho tiempo en ello.

Pulice pasa tres horas a la semana enseñándole canciones de adoración a Wilder, y ayudándole a entender lo que significa ser un líder de alabanza.

El arte de dirigir la adoración está a la inversa del arte de ser actor o actriz de teatro”, dice Pulice: “El propósito es conducir a la gente a la presencia de Dios”.

 

 

Written By
More from JEFF FINLEY

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *