Un Gran Llamado Requiere un Gran Carácter

“El carácter en un santo significa la disposición de Jesucristo manifestada persistentemente”. — Oswald Chalmers.

Todos tenemos una historia única dada por Dios para contarla. ¿Cuál es tu historia y tu llamado?
Dios me llamó al liderazgo y ministerio pastoral. Recordar Su llamado me sostiene mientras paso dificultades y pruebas.

Crecemos a través de los desafíos. Después de que Dios llama, frecuentemente El nos da oportunidades para llegar a ser como Jesús. Mientras más grande es el llamado, más construcción del carácter por parte de Dios se requiere. Según Gary Chapman: “El mensaje de la Biblia es que Dios nos ama como somos, pero nos ama tanto que no nos va a dejar como ahora somos”.

Las mujeres y hombres en el ministerio pueden aprender de Rut, la bisabuela del Rey David. Ella experimentó la formación de su carácter en preparación para el llamado de su vida. Después de que perdió todo, decidió apegarse a Dios y a su suegra, Noemí. Ellas regresaron a Belén, donde ella trabajó en el campo y cuidó de Noemí. En su calidad de mujer, y extranjera, Rut carecía de status, pero Dios la llamó para estar en el linaje de David y de Jesús.

Queremos un gran llamado, pero con frecuencia nos resistimos al trabajo que necesita nuestro carácter a fin de prepararnos para responder al llamado.

Jesús tuvo el más grande carácter y llamado. Incluso, aunque Él fue perfecto, Dios le dio oportunidades de construir su carácter. Después de Su bautismo (Su asignación ministerial), el Espíritu lo llevó al desierto por 40 días para probarlo. El llamado de Jesús fue precedido por un entrenamiento incondicional. Nuestro llamado al ministerio — ya sea grande o pequeño —usualmente nos lleva a un intenso entrenamiento de carácter. El desarrollo del carácter de Dios continúa a través de nuestras vidas.

Un gran carácter se desarrolla en la presencia de Jesús — especialmente durante las pruebas. Jesús respondió victoriosamente a su llamado. También nosotros podemos cuando le seguimos y le obedecemos.

DISCUSIÓN DE GRUPO:
[1] ¿Conoces tu llamado?
[2] ¿Has permitido que Dios cultive tu carácter?

More from HENRIËT SCHAPELHOUMAN

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *