Trabajando Juntos en la Remodelación de la Iglesia Chilena

El equipo de 13 personas de la Conferencia Pacífico Noroeste no tenía ni idea de la manera en que su disposición a pasar dos semanas en Santiago de Chile haría tan grande diferencia.

Su promesa de ayuda con la construcción y recursos muy necesarios era la motivación para que los miembros de la Iglesia Metodista Libre “Casa Grande,” ampliaran y remodelaran su santuario.

La Casa Grande que fue construida en 1930, alberga las oficinas generales de la Iglesia Metodista Libre en Santiago  y de la plantación de una iglesia iniciada por Ricardo y Beth Gómez hace tres años.

Cuando Ricardo Gómez se puso en contacto con Jeff Yerger, el líder del grupo, se comenzó a cocinar un plan. Antes de que el grupo llegara, la iglesia consultó arquitectos, consiguió permisos, remodeló paredes, removió el antiguo piso, instaló nuevas columnas y cuerdas que soportaran los pisos segundo y tercero. Carpinteros voluntarios del sur de Chile construyeron la plataforma del santuario, usando las piezas de madera del antiguo piso. Un hábil artesano de Costa Rica usó los tablones del antiguo piso para construir puertas nuevas y los bastidores  para las ventanas.

Los hombres del Pacífico Noroeste trabajaron hombro con hombro con los miembros chilenos de la iglesia mientras colocaban tiras de madera para fijar las hojas de cartón enyesado para el cielorraso. Usaron el piso antiguo para una vista ornamental alrededor del santuario ya ampliado, cubriendo las paredes de cemento.

Dos de las mujeres del grupo derribaron las paredes y el piso de un antiguo cuarto de baño para iniciar la construcción de un cuarto de baño para damas. También repararon y pintaron la estructura del área de juegos para niños.

Los chilenos atendieron al grupo con una gran hospitalidad. Otras Iglesias Metodistas Libres en la ciudad de Santiago invitaron a sus cultos a los miembros del grupo, y al terminar les ofrecían bebidas refrescantes.

Aún después de la partida del grupo, el trabajo siguió. La iglesia terminó la renovación del santuario, la instalación del cartón enyesado, el piso de vinil, instalaron vitrales en los bastidores de las ventanas y pintaron las paredes.

Cuando el grupo llegó, la congregación tenía 30 personas. Los Gómez reportan que la asistencia ha aumentado a 55 en los cultos de los domingos.

Para mayor información, visita fmcusa.org/yourstory.

Para más información sobre Voluntarios en Servicio Foráneo (Grupos VISA) visita go.fmwm.org.

More from Jeff and Anne Yerger

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *