Sirve Como Cristo

¿Has notado qué tan frecuentemente Jesús usa lenguaje y presenta ideas que las sientes drásticas y te asustan?

Sólo Marcos relata  esta conversación (Marcos 10:42-45). Jesús dijo a sus discípulos que alguien que quiere ser grande debe ser el esclavo de todos. ¿Esclavo? ¿En serio? Puedo entender fácilmente ser llamado a ser gracioso, recíproco y a dar en mis relaciones a las personas buenas. ¿Pero convertirme en esclavo? ¿Un siervo? ¿De todos?

Jesús nos mostró exactamente lo que Él quiso decir por la manera que Él vivió. Él no quiso decir que debemos ser pisados, dominados y controlados por otros. Ciertamente Él no lo fue. Él modeló la elección deseada, hacer libremente el trabajo y mantener la actitud de alguien que sabe lo que realmente es. Que sabe llenarnos con la fuerza de Dios. No necesitamos probar que somos algo  o alguien. No tenemos que llevar la cuenta. Es un tema asentado.

Podemos valorar las necesidades e intereses de otros como si fueran nuestro esposo en casa, un vecino en desventaja pero irritable, o un rostro desesperado en el otro lado del mundo – y creámoslo o no ellos lo merecen. Algunos desean dejar todo por servir en nuestro ministerio LEAP, un alcance para regresar a la escuela que ayuda a cerca de 3,000 que están económicamente en desventaja en nuestra región, sin importarles el por qué las personas que ministran se encuentran en necesidades financieras. Pero algunas de esas mismas personas no son más que siervos de los miembros de sus familias en su propia casa. Ellos no pueden servirles. Cuando sacan la cuenta, encuentran defectos en los miembros de la familia que igualmente “desmerecen”.

Pablo nos animó a imitar a Cristo en cada una y todas las situaciones:

“No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús, quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse. Por el contrario, se rebajó voluntariamente, tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos. Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz!” (Filipenses 2:3-8)

Brenda Young es la pastora principal en la Iglesia Cornerstone (cornerstonefmc.org) en Akron, Ohio, y directora del Proyecto Clear Blue Global Water (clearblueproject.com)

DISCUSIÓN EN GRUPO:

[1] Jesús sirvió a personas que claramente no merecían Su atención, y muchos que no le apreciaron. ¿Sabes a cual persona podría Dios llamarte a servir?

[2] ¿Cómo debe Jesús haber usado el ser igual a Dios para Su propia ventaja?

[3] ¿Cómo recuerdas quien eres en Cristo y como Él valora tu ayuda tu deseo de servir?

Written By
More from BRENDA YOUNG

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *