Siguiendo con la Conversación

Tres semanas después de reunirse cinco líderes afro-americanos con tres obispos en una conversación de Facebook Live titulada: “Hablemos, Escuchemos y Aprendamos Juntos”, el mismo grupo de ocho se reunieron en línea una vez más para continuar con la conversación sobre cómo terminar con la división racial.

Al comenzar “Siguiendo con la Conversación”, el Obispo Keith Cowart hizo énfasis en la importancia de la perseverancia de la Iglesia Metodista Libre – USA en tratar la diversidad en la iglesia.

“Tenemos que tener la voluntad de perseverar más allá de solamente hablar del cambio verdadero, de dar pasos que resulten en ese cambio”, dijo Cowart, quien también afirmó que la diversidad no se limita a Negros y Blancos. “Somos una nación multiétnica, y somos una denominación multiétnica, de modo que no se trata de que seamos mudos al hecho de que es un asunto de la mayor importancia”.

Cowart dijo que hay otra diversidad de asuntos en consideración, pero la conversación en línea “fue motivada por los recientes eventos que en gran parte se orientaron a la cuestión de blancos-Negros. En segundo lugar, existe algo muy distinto y singular sobre la relación Blancos-Negros en los Estados Unidos que requiere una clase diferente de conversación”.

Robert Marshall, director de la Red del Legado Africano y pastor principal de la Iglesia Comunitaria de Los Ángeles, actuó como moderador de la conversación, e hizo las preguntas de los obispos y del resto de los panelistas. Marshall hizo notar que el racismo no es solo un tema en las calles, es un problema sistémico que afecta a cada institución estadounidense. Incluyendo a la iglesia.

Como respuesta a una pregunta de Marshall queriendo saber si existen grados de racismo, la Obispa Linda Adams dijo que uno de los compromisos surgió de la resolución de la Conferencia General de 2019 sobre el racismo, y “la dignidad y el valor de todas las personas” es el de “reconocer y saber que las estructuras son una parte importante del tema, así que estamos intentando educarnos a nosotros mismos”. Adams compartió que ella y los demás obispos recientemente leyeron un artículo en The Atlantic, por John Rice, el fundador y CEO (Principal Oficial en Jefe) de La Administración del Liderazgo para el Mañana, sobre “La Diferencia Entre el Racismo de Primer Grado y el Racismo de Tercer Grado”. Adams explicó que el racismo de tercer grado, que es el de las letras rojas en bienes raíces, incluyen “beneficiarme, aun sin proponérmelo, sin saber que le hago daño a alguien, y sin embargo el sistema me ha aventajado”.

El Obispo Matt Whitehead dijo que, aunque la discusión de racismo puede ser algo incómodo, “como creyentes en el Señor Jesucristo, como Metodistas Libres, somos llamados a tener esta conversación, como ustedes probablemente me escucharon decir antes, no es una cuestión de conversación. No es un asunto liberal. Es un asunto del evangelio. Es un asunto de Jesús”.

Whitehead dijo que “uno de los retos, particularmente para los que somos parte de la mayoría Blanca, es que hemos pensado solamente en el racismo de primer grado. … Creo que necesitamos ampliar nuestra definición, y por la gracia de Dios, entender que tenemos que reconocer que este es un asunto de suma importancia”.

Cowart dijo que, para ver más allá del racismo de primer grado, las personas pueden ser parte de una comunidad diversa con amistades profundas que le permiten a la gente “hablar profundamente a las vidas de los demás”. Puso énfasis en que el Espíritu nos invita a la humildad: “Realmente tenemos que llegar al punto donde nuestro más grande deseo es abrirnos y ser mansos de corazón delante del Señor y delante de unos con otros — para decir que nuestro amor unos por otros es más grande que nuestro orgullo, nuestro ego, nuestra falta de entendimiento”.

Charles Latchison, un superintendente de la Iglesia Metodista Libre del Sur de California y pastor principal de la Iglesia Luz y Vida Oeste, dijo: “Realmente amo y aprecio todo el asunto de un profundo llamado del Espíritu a la humildad. Estos son tiempos excepcionales, y necesita haber una entrega como nunca la hemos hecho antes, y creo que no podríamos estar en un momento mejor para poder hacer eso. … Tú no puedes tener suficiente tiempo de calma durante la cuarentena”.

Latchison dijo que cuando él comenzó a asistir a las reuniones de la Red del Legado Africano, él escuchó historias de pastores acerca de conflictos, malos entendidos y de no ser considerados para recibir cargos en sus conferencias. “Ellos se lamentaban. Era el único lugar en el que realmente podíamos ser más expresivos sin ninguna consecuencia, para quejarnos y expresar nuestra impotencia”.

Michael Traylor, un superintendente de la Conferencia River, escogido para investigar por Michael O. Emerson y Christian Smith que descubrió que “no solo eran las iglesias evangélicas separadas por la raza, pero que con mucha frecuencia los evangélicos blancos, cristianos que se identificaban a sí mismos como cristianos conservadores tenían un problema para entender los medios sistémicos o estructurales de casi todo. … Creo también que ha penetrado en nuestra lente teológica”.

Traylor dijo que algunos pastores se enfocan en las sencillas declaraciones teológicas en la Escrituras sin investigar los temas culturales y estructurales que Jesús y los apóstoles estaban tratando de transmitir. “Parte de lo que necesitamos hacer es trabajar en equipar a nuestros pastores y nuestros líderes con esta .. a falta de una mejor palabra – imaginación teológica que te permite ver la Escritura en todos los diferentes niveles en los que la Palabra nos comparte”.

Los líderes discutían que algunos cristianos enfatizan una versión desviada o incompleta de la historia que hace a un lado las experiencias de muchas personas, y podemos no darnos cuenta que la santidad debe incluir el cambio de nuestra cultura.

“La lente a través de la cual las personas de color ven la historia de la iglesia y la historia del país es muy, muy diferente”, dijo Amelia Cleveland-Traylor, una superintendente de la Conferencia River, y uno de los miembros de la Junta de Administración de la IMLUSA.

“La iglesia ha sido llamada a cambiar a la nación”, dijo Fraser Venter, un superintendente de la Iglesia Metodista Libre del Sur de California, y el pastor principal de la Confraternidad Cristiana Cucamonga, quien citó la declaración de Harriet Tubman que ´No puedo justificar ser libre mientras que otros son esclavizados”. Y añadió: “La iglesia debe estar en una posición – y con la unción y autoridad – de entrar en la cultura y decir: “No puedo justificar ser libre en Cristo mientras que otros están siendo esclavizados´”

Marshall, el director de la Red del Legado Africano, también habló sobre la historis de los Estados Unidos. Dijo que los partidos políticos se rodean de división y temor, pero el pueblo de Dios es “llamado a ser una ciudad asentada sobre una colina, y un pueblo que es sal, y si la sal pierde su sabor, no sirve para nada”.

La Imagen de Dios

Michael Traylor dijo: “tenemos que reconocer que en lo que tiene que ver con el racismo, siempre hay una marca teológica”, y para entender “la idea de que somos creaos a la imagen de Dios, y de que honramos a Dios al honrarnos unos a otros, y ver esa dignidad en los demás”. Añadió que la imagen de Dios es “un principio central en nuestra narrativa de la creación y en la narrativa de la salvación inclusive, pero es fascinante para mí que cuando piensas en ello … el racismo realmente es la distorsión o la negación de la deshumanización de la imagen de Dios”.

Latchison dijo que el tono del discipulada se puede establecer por personas que “tienen una mentalidad o una escala de valores de que hay cierta clase de personas que no se pueden convertir, o que esa imagen no puede aparecer totalmente en cierta clase de personas”. Dijo que él mismo se hace la pregunta, y se la hace a otros: ¿Cuál es para ti el desafío de este momento? ¿Necesito volver la mirada a lo que yo entiendo sobre la imagen de Dios y todo el concepto del reino de que dicha imagen se está restaurando en cada persona?”

Whitehead dijo que algunas veces proyectamos nuestras historias y nuestro peregrinar en otras personas sin escuchar sus experiencias, pero si creemos que los seres humanos son creados a la imagen de Dios, “significa que nos escucharemos unos a otros que tienen perspectivas que son diferentes a las nuestras”.

Adams señaló que Génesis 1:27 declara que ambos “hombre y mujer” son creados a imagen de Dios, y citó al énfasis del fundador Metodista Libre B. T. Roberts en “una sangre” basado en Gálatas 3:28. Ella dijo: “Que hay una vida juntos, una unidad corporal que se beneficia de la variedad que existe en las diferentes razas y géneros”.

Cowart relacionó el ser hechos a la imagen de Dios con la teología de la Trinidad. “Si Dios es Padre, Hijo, Espíritu Santo, eso significa que la naturaleza de Dios es relacional. Es comunidad, Él dijo: “Si soy hecho a la imagen de Dios, significa que soy hecho fundamentalmente para ser comunidad, para relacionarme, y lo que define esa relación es el amor”.

Temor al Cambio

Marshall luego preguntó cómo se relaciona el temor al racismo.

Cowart dijo que las personas “le temen a lo desconocido, lo que nos lleva a asirnos a lo que nos agrada, a asirnos a lo ya conocido, y eso comienza a contribuir a las clases de cosas que vemos en el racismo sistémico, de modo que yo pienso que tenemos que tener una disposición a decir: ´Voy intencionalmente a salir de esa zona de comodidad y decidir tomar la senda de lo que nos es más desconocido´”

Whitehead dijo que cuando discutimos el racismo, algunas personas confunden “el llamado bíblico a seguir la justicia, a amar la rectitud, como si estuviéramos en la rampa resbalosa del liberalismo teológico, y nada puede ser más alejado de la verdad”.

Adams dijo que, como Metodista Libre de toda la vida, ella ha observado, “en términos del temor, que nos asusta el cambio. … Tenemos una cierta cultura denominacional que necesitamos cambiar. Para las voces que nos ayudan a entender cuál es el tipo de cambio que necesitamos, estoy agradecida, y pienso que hay un momento de Dios, un momento kairos. Hay un cambio que está madurando”. Adams piensa que el cambio viene del Espíritu Santo, y se basó en 1 Juan 4:18 y 2 Timoteo 1:7 mientras recordaba a la iglesia, “En el amor no hay temor. El perfecto amor echa fuera al temor. Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor, y de dominio propio”.

Marshall preguntó a los panelistas qué significa para la iglesia que el amor perfecto eche fuera al temor.

Cleveland-Traylor dijo como los hermanos de José, algunos estadounidenses blancos viven en temor de la retribución, pero “el objetivo de la mayoría de los afroamericanos de hecho no es hacerles daño a los blancos. El objetivo de la mayoría de los afroamericanos sólo es en el nivel del campo de juego, de ser invitados al juego, de ser vistos como algo valioso, el de ser respetados, de ser tratados correctamente”.

Michael Traylor dijo: “Esta idea de siempre ser temidos sólo nos impide reunirnos, aunque sea para la confraternidad común. … Amar Intencionalmente a los demás destruye y desmantela este temor”.

Latchison repitió su invitación anterior a preguntarnos cómo el tiempo actual nos desafía. “¿Dónde se requiere que nos estiremos? … Si estamos procurando mantener un corazón puro delante del Señor, si estamos procurando agradarle, tenemos que estar haciéndonos esa pregunta”.

Venter mencionó las referencias bíblicas del temor en contraste con la fe, y necesitamos reconocer que “el temor es una de las raíces más profundas de los desafíos que enfrentamos de tantas maneras, que es nuestra oportunidad comenzar a pensar sobre lo que debe ser nuestra respuesta, y como un pueblo de fe, nuestra respuesta debe ser en la fe”.

Visita fmchr.ch/continuing para ver el video de la conversación y leer más referencias de los participantes.

Written By
More from Jeff Finley

La Influencia Divina de Dios

Nuestra visión es “llevar integridad al mundo a través de comunidades bíblicas...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *