Se Solicita Estímulo

El Intercambio Continental Urbano (CUE, por sus siglas en inglés) comenzó hace más de 30 años a fin de que los pastores y obreros urbanos pudieran reunirse para tener comunión y estímulo

A través de los años la conferencia ha tomado muchas formas, pero el propósito ha seguido siendo el mismo: estimular a los pastores u obreros urbanos que a menudo trabajan con poca remuneración por el resto del año.

Cualquier pastor puede hablar de la falta de retroalimentación y estímulo en el ministerio. Después de todo, el fruto se puede dañar o se puede perder. Todos sabemos en el momento en que nos comprometemos para esto que el verdadero pago está en el cielo. La mayor parte del tiempo nos sentimos lo suficientemente fuertes para esperar, pero el desgaste de dar constantemente puede acabar con nuestros recursos si no encontramos algún medio de reponer nuestro granero.

No todos los pastores urbanos participan en CUE, pero todos pueden recibir el estímulo. Lo mismo ocurre en todas las iglesias, pero el problema ocurre típicamente en la ciudad. La gente se mueve más—incluyendo los miembros de éxito y los que hacen el esfuerzo pero han absorbido gran parte de nuestra energía. El resultado es que hay menos oportunidades para crecer.

Estoy personalmente agradecido por la duración de los pastorados en nuestro propio sistema. Yo he permanecido en el mismo lugar por 30 años mientras que algunos de mis hermanos y hermanas de otras denominaciones se tienen qué mover de forma regular. Quedar por un tiempo más o menos largo permite establecer relaciones duraderas que verdaderamente pueden establecer el destino de las personas. También puede conducir al agotamiento, y alguien que tú conoces posiblemente esté luchando por mantenerse a flote.

Puede que tú seas un pastor o un laico, probablemente conoces a un pastor o líder urbano que ahora mismo necesita un estímulo. Llámale por teléfono. Envíale una pequeña nota. Hazle el obsequio de una tarjeta de regalo.

Muchos pastores trabajan con muy poca remuneración económica. Aunque se sienten conformes en vivir así, una bendición siempre sería bien recibida. La bendición más grande son tus oraciones. A los pastores urbanos les gustaría saber que tú estás orando por ellos y por sus iglesias.

Katherine Callahan-Howell es la pastora de la IML comunitaria de Winton, en Cincinnati y una editora que colabora en el Leadership Journal (Periódico de Liderazgo).

DISCUSIÓN DE GRUPO:

[1] ¿A quién crees que podrías dar un estímulo?

[2] ¿Oras fielmente por tu propio pastor y le has dicho que estás orando por él/ella?

[3] ¿Qué podría hacer tu congregación para estimular a un pastor urbano?

 

More from Katherine Callahan-Howell

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *