Salud y Santidad

No es necesario que aprendamos la manera de perder nuestra salud. Ese no es el propósito de los tratados de higiene. Un simple descuido de los cuidados de la salud traerá aparejado el desorden, la enfermedad, y finalmente, la muerte. Muchas personas han perdido la salud sin poder precisar cómo sucedió.

De la misma manera, la Biblia no nos enseña la manera de perder la santidad, ella nos presenta instrucciones muy precisas sobre cómo mantenerla. En cada uno de estos pasajes hay algo que debemos hacer si vamos a mantener la santidad y tener franca la entrada al cielo.

Se nos dice que debemos “crecer y abundar en amor unos para con otros, y para con todos (1 Tesalonicenses 3:12–13 RVR). Lo que tuvimos al convertirnos o cuando fuimos santificados no es suficiente. No es suficiente que crezcamos en conocimiento, que tengamos un marcada crecimiento en amor — debemos abundar en ello — no meramente hacia aquellos que nos aman, sino “para con todos”.

Lo que debemos hacer a fin de “no caer jamás” (2 Pedro 1:10–11 RVR), son las virtudes cristianas que deben ser añadidas a aquellas virtudes recibidas cuando nos convertimos y fuimos santificados por completo.

Hay algunos lagos y mares interiores que no tienen salida; pero no existe ninguno que no tenga entradas. La insensible evaporación pronto secaría aún los más grandes si no estuvieran recibiendo una constante alimentación de aguas nuevas.

No importa cuántas virtudes haya recibido una persona al ser convertida y santificada por completo. Si no hay crecimiento en la gracia, se secará y no llevará fruto, muerta espiritualmente e insensible a su condición.

B.T. Roberts fue uno de los principales fundadores de la Iglesia Metodista Libre. Este artículo es un fragmento condensado del cap. 20 de ”Enseñanzas de Santidad: La Vida y Obra de B.T. Roberts”.

Visita fmchr.ch/holyhealth para leer el texto completo de Roberts vía la Biblioteca Etérea de Clásicos cristianos.

 

 

Written By
More from B.T. Roberts

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *