RLV: Marzo 2012

Me gusta tanto el café de los establecimientos Starbucks que llegué a ser un miembro con tarjeta dorada.

La membresía en el programa tarjeta dorada de Starbucks requiere que uno se registre y sea un cliente fiel. Como miembro poseedor de una tarjeta dorada conseguí algunas ventajas, como rellenos gratis, cupones y descuentos especiales. Me gusta invitar a otros con mi tarjeta.

Cuando una persona decide a qué iglesia va a unirse, la pregunta obligada que se debe hacer es: “¿Qué voy a ganar?” Esta no es una mala pregunta, pero puede no ser la primera pregunta que uno se debe hacer.

Cuando nos convertimos en la “Vid Verdadera” (Juan 15:1), obtenemos el derecho a ser reyes de nuestros propios reinos. Vivimos por una causa más grande que nosotros. Es un giro de 180 grados de nuestra cultura americana individualista, la cual no siempre permite que una tarjeta de membresía sea popular.

Jason Archer, Executive Director of Communications
Jason Archer, Director Ejecutivo de Comunicaciones Metodistas Libres

La edición de este mes está dedicada a la membresía e incluye artículos de líderes locales, regionales y nacionales de nuestra iglesia. No te pierdas la desafiante historia de David Baker, un miembro de la Iglesia Metodista Libre. Adicionalmente te conectamos a nuestros recursos de membresía en fmcusa.org/membership y te invitamos a unirte a la conversación en llcomm.org.

¿Sigue siendo importante la membresía en la iglesia? ¿La falta de de membresía significa falta de compromiso? Únete al diálogo. Yo estaré leyendo tus comentarios mientras disfruto un moka blanco grande súper caliente con algo de caramelo encima.”

PDF: RLV Marzo 2012

CONTENIDO:

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *