RLV: Julio 2012

Hola, Era yo un plantador de iglesias con pocos ingresos. Decidí que el dinero no me alcanzaba para diezmar. Yo ya estaba sacrificando mucho sirviendo a la iglesia. No tenía necesidad de dar más. ¿No es verdad?

Mi esposa y yo cuidábamos nuestras cuentas por pagar y nuestro ingreso. Luego tomamos una decisión que lo cambió todo. Ignoramos la pila de papeles y pusimos nuestra confianza en Dios.

Decidimos que íbamos a dar el primer 10 por ciento por fe y veríamos que iba a suceder. Desde ese momento, nunca nos hizo falta nada. Fue un paso gigantesco para nuestra familia

Hace unos años, llevé a mi hija a un viaje en motocicleta al Lago Michigan. Nos involvimos en una discusión acerca del dinero.

“¿Para qué necesita Dios mi dinero?” Ella preguntó.

Jason Archer Director Ejecutivo de Free Methodist Communications

La conduje a la playa, tomé un puñado de arena y se lo eché en sus manos abiertas. Luego le dije que tratara de retener la arena en sus puños cerrados con los dedos hacia abajo. La arena se le fue entre los dedos. ¿En cuál posición podía retener más arena? Ella entendió el mensaje.

Mientras más me esfuerzo por retener lo que tengo, me doy cuenta que me queda menos. Cuando nos acercamos al Padre con un corazón abierto, todo cambia. La mayordomía tiene menos qué ver con el diezmo en la red contra el total del ingreso, y más con liberarnos a nosotros mismos para ser más generosos con lo que tenemos.

PDF: RLV Julio 2012

CONTENIDO:

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

1 Comment

  • Gracias por poner estos mensajes en español , que Dios les bendiga en este proyecto
    lo estamos compartiendo en la Republica Mexicana.

Leave a Reply to Nephtali Castillo Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *