RLV: Agosto 2012

Mi calle suburbana en Chicago era un campo de labranza hace diez años. Ver coyotes y venados sigue siendo cosa común.

Con todo, mi existencia suburbana contiene elementos urbanos. Mi comunidad, que a sí misma se considera como “la ciudad de los suburbios”, cuenta con un casino y su propia página de Internet. Casi 44 por ciento de los 108,000 habitantes se identificaron a sí mismos como hispanos en el censo de 2010, y el idioma inglés es el segundo más usado en algunos de los negocios que yo frecuento.

La línea entre lo urbano y lo suburbano no siempre es clara en los mapas como parece. Las grandes ciudades y sus suburbios (y áreas rurales) necesitan Metodistas Libres que imiten el llamado de B. T. Roberts en 1860 “a mantener la norma cristiana del cristianismo, y a predicar el evangelio a los pobres”.

En la Conferencia General de 2011, los delegados confirmaron “nuestras responsabilidades y oportunidades hacia los que viven en los Estados Unidos urbanos” a la vez que reconocemos que “la mayor parte de las áreas urbanas de los Estados Unidos presentan grandes desafíos a la Iglesia Metodista Libre”.

finley_jeff
Jeff Finley, Jefe de Redacción

Este número de Revista Metodista Libre [RLV] explora estos desafíos y celebra a nuestros miembros y líderes. Saludamos La Confraternidad Urbana Metodista Libre, La Red del Legado Africano, La Red Latina, Misión Rama de Olivo, y otros Metodistas Libres que viven de acuerdo a nuestra fe entre los residentes urbanos y suburbanos.

PDF: RLV Agosto 2012

CONTENIDO:

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *