Reflejando al Padre

Como tundemáquinas (reportero de prensa) que fui durante mucho tiempo. He visto mi cuota de apuestas para lograr que la gente compre periódicos — especialmente en esta época de la información cuando las editoras están desesperadas por darle mensajes a la gente para que compre material impreso cuando la misma información está a menudo disponible casi siempre en línea de manera gratuita. Una práctica común es la de incluir páginas con fotos de padre-hijo que son muy parecidos durante las fiestas del Día de las Madres y Día de los Padres, Algunas veces la práctica se presenta como un concurso con premios para los miembros de la familia que más se parecen unos a otros. Es mi deseo (para los que trabajan en el negocio de las noticias) que cada familia se emocione porque su foto se presente, y luego corra a la tienda de conveniencia o a la oficina del periódico y se compre un buen bulto de periódicos para asegurarse y luego regalar a su parentela.: “¡Guau!, ¡Roberto el hijo realmente se parece a Roberto el papá!

La práctica se ha transformado en un anzuelo para sitios web – sólo que probablemente no nos vamos a encontrar a la gente fotografiada en una tienda local de abarrotes (a menos que nos encontremos en Los Ángeles o Nueva York). People.com ofrece “17 fotos de Parejas Padre-Hijo que son Totalmente Parecidos”. Todos los padres e hijos retratados son famosos.

Como padre adoptivo que soy, he tenido sentimientos encontrados cuando veo estas pruebas de fotos. Pueden parecer hermosas, pero yo pienso: “Mi hijo y yo jamás vamos a ser fotografiados como estos”. Y sigo pensando, puede ser que yo esté equivocado. Hace unos meses, cuando llegué a recogerlo a su escuela después de cumplir con su programa, una trabajadora nueva me dijo: “Yo sabía que era su papá, ¡se parecen tanto! Primero pensé que se trataba de una broma, pero luego me di cuenta que estaba hablando en serio. Un compañero reportero una vez me había hecho una observación similar basada en la foto de mi hijo, aún pequeño, que yo tenía en mi cubículo. Aunque no compartimos un vínculo genético directo o el mismo tono de piel, algunas personas ven un parecido. Cuando mi hijo una vez se puso mis lentes, me di cuenta que yo veo un parecido — y no solo en torno a sus ojos. En el artículo de Enfoque de esta edición, Meghan Larissa Good menciona que los hijos imitan a los padres – imitándolos incluso en su manera de andar.

Pero incluso si mi hijo no se parece a mi imagen, yo sé que aprende frases de mi esposa y de mí, además de otras incontables personas y en los medios. Cuando asistía al kindergarten, una vez me quedé de una pieza cuando me quejé acerca de algo, y él respondió: “Yo no sé, aquí yo sólo soy un alumno”. Google no me pudo ayudar con el origen de esas palabras, pero estoy seguro que no las recogió ni de su madre ni de mí.

Por allá por 1979 (cuando yo asistía al kindergarten), Ami Grant cantaba una canción con “un deseo” — que la gente dijera: “Ella tiene los mismos ojos de su padre”. Como dice el Obispo David Roller en esta edición, la imagen de Dios no significa que nosotros nos veamos físicamente como Dios, sino que cuando la gente nos ve, se les venga Dios a su pensamiento. Como cantaba Grant, necesitamos ojos llenos de compasión, que vean todo dolor. Hombres y mujeres son hechos a imagen de Dios, sin importar la raza, edad u ocupación, eres hecho a imagen de tu Creador.

Sin embargo, en ocasiones no reflejamos a “nuestro padre que está en el cielo” (Mateo 6; 9). En lugar de eso reflejamos a un padre diferente: “Ustedes son de su padre, el diablo, cuyos deseos quieren cumplir. Desde el principio este ha sido un asesino, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso ¡Es el padre de la mentira! (Juan 8:44).

¿Qué clase de padre ven las personas en ti y en mí: Dios, “el padre de las luces” (Santiago 1:17, RVR1960), o Satán, el padre de la mentira (Juan 8:44)? Una manera de asegurarnos de que es al primero es sumergiéndonos en la Escritura y luego poniendo en práctica lo que leemos. En colaboración con el Proyecto Biblia (bibleproject.com), Luz y Vida examina este mes lo que la Biblia quiere decir con “imagen de Dios”.

Cuando practicamos nuestra fe y reflejamos la imagen de Dios, iremos hacia adentro (discipulado), hacia afuera (evangelismo) y hacia arriba (adoración). Estos tres temas serán explorados más detenidamente en la Conferencia General de 2019 (gc19.org). Esta edición arranca con una sección temporal de cuatro artículos cada mes escritos por Metodistas Libres que están agendados para intervenir o dirigir grupos de enfoque en CG19, que se llevará a cabo del 16 al 19 de julio en Orlando. Espero verte allá, y, mientras tanto, que podamos vivir como portadores de la imagen de Dios.

Jeff Finley es el editor ejecutivo de Luz y Vida, a la que se unió en 2011 después de haber trabajado para Sun-Times Media.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *