Reavivando Nuestro Primer Amor

Cuando inicie el 2020, la agenda del Espíritu Santo para nosotros es muy clara: Él quiere que el primer mandamiento tenga el primer lugar en nuestros corazones. El primer mandamiento —amar a Dios con todo nuestro corazón, con todo nuestro ser y con toda nuestra mente — viene antes de todas las demás pasiones, vision o misión (Mateo 22:37-38). Nada es más esencial mientras arribamos a esta esencial década.

Buenas nuevas: El Espíritu Santo desea hacer lo que sea necesario para restaurar nuestro primer amor (Apocalipsis 2;4). Comienza tu año hacienda la peligrosa oración: “Lo que sea necesario”.

Es tiempo para la peligrosa y desesperada oración, nacida de una santa desesperación—cuando deseas pagar el precio que sea para tener más de Cristo. ¡Qué amor tan misericordioso—cuando Dios trastorna nuestra cristianismo del centro de Estados Unidos y nos lanza en un peregrinaje en busca de su faz.

Para mí, ese peregrinaje ha significado un profundo retorno a la cruz de Jesús. Porque la cruz es donde todo se origina.

De Vuelta al Principio

Para reclamar la vitalidad de algo, alguna veces tienes que regresar a su principio. Por ejemplo, para renovar la vitalidad en tu matrimonio, querrás regresar a aquellas cosas que los unieron al principio. Como otro ejemplo, cuando los judíos le preguntaron a Jesús acerca del divorcio, él habló de cómo Dios instituyó el matrimonio en el principio mismo. El principio aplica a nuestro primer amor. Para reavivar nuestro amor por Dios,  debemos regresar al principio. Todo comenzó, para todos nosotros, en la cruz. Allí fue donde ustedes dos se conocieron.

Fue en la cruz donde se abrió por primera vez la fuente del amor. Allí fue donde fluyó el agradecimiento, el abandono, el fuego, la pasión, la devoción, el celo y el anhelo. Fue allí donde se excavó el amor, se revisitó y se exploró.

Regresa a los clavos, los latigazos, el sangriento madero, las espinas. Regresa al horror desnudo, el estremecimiento de dolor, la contorsión del trauma: “De tal manera amó Dios al mundo que dio…” (Juan 3:16).

Dios no se Reserva Nada.

El adversario me dice, lo mismo que hizo con Eva, Dios retiene algo de ti. Él me dice que Dios retiene las respuestas de mis oraciones que me hacen ser todo lo que yo podría ser. Y cuando escucho aquella antigua acusación, sólo regreso a la cruz, porque la cruz enclava esa acusación.

Cuando voy a la cruz, veo un Dios con clavos en Sus manos, un clavo en cada uno de Sus pies, y espinas en su frente, quien está sobre los clavos de Sus pies, extiende Sus brazos y me dice: “Te doy toda mi fuerza. Te doy toda Mi mente. Te doy mi carne. Te doy mi alma. Te doy mi corazón. Te doy mi ultimo aliento. Te doy mi última gota de sangre”.

Cuando veo la cruz, no veo un Dios que me retiene algo. Más bien, veo un Dios que me da lo mejor. Él me da Su único Hijo—Su todo. Por tanto, le declaro a mi generación. Mi Dios no retiene nada de mí. ¡Él ya me ha dado Su todo! Y si aun no contesta mis oraciones, es porque Él tiene una mejor manera de responder de lo que yo me imagino.

 

Y ahora encuentro el coraje para pararme sobre mi clavo, extender mis brazos, y decirle a mi Amada: “Te amo con todo mi corazón, toda mi alma, toda mi mente, todo mi cuerpo, mi tiempo, mis finanzas, mis dones y mi fuerza. Soy tuyo, y tú eres mía”.

La Cruz Despierta el Amor

¿Cómo renueva Dios nuestro primer amor? Por medio de las dificultades. Por medio de la cruz. Allí, yo lo dije.

No desprecies los medios que Dios utiliza para hacerte desesperar mas por Él. Satanás podrá tener una mano en tu sendero, pero Dios tiene un propósito para hacerte desesperar por todo. Él quiere dar.

¿Estás en un sendero ardiente? No es el fuego lo que te cambia; es Dios que te sigue en el fuego, el que te cambia. Aprovecha la angustia de tu sendero y esfuérzate por Dios con la desesperación de alguien que se ahoga. Él quiere ser tu sobrevivencia.

Fue un sendero ardiente el que me lanzó a mi peregrinaje espiritual. Por más de 20 años, sufrí una lesion física debilitadora (una recaída por una mala cirugía) y casi perdí mi camino. Con la desesperación de un hombre a punto de ahogarse, comencé a depender de las palabras de Jesús como nunca antes. El Salmo 119:92 llegó a ser mi experiencia personal: “Si tu ley no hubiese sido mi delicia. Ya en mi aflicción hubiera perecido”. Sus promesas y las palabras de Su boca llegaron a ser mi sobrevivencia. Aquí estoy solo por Su palabra.

Aquí es donde Él me ha llevado de vuelta a mi primer amor.

Por años, mi vida de oración se había reducido a dos palabras: “Te amo”. “No te comprendo; No veo lo que estás haciendo; Yo no sé a dónde me llevas; Ni siquiera te disfruto en estos momentos, pero te amo”. Sólo le daba a Él mi amor, en lo más oscuro de mi vida, eso es todo lo que yo podía hacer.

Y ahora me doy cuenta, es lo más poderoso que puedes hacer. Cuando tú decides amarlo en las pruebas más amargas de tu vida, eres elegible para algunas de las promesas más ponderosas en la Escritura.

“…a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien” (Romanos 8:28).

“Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación”. (Salmo 91:14-16).

Él utilizó la más grande prueba de mi vida para llevarme a la clase de intimidad con Jesús que yo siempre desee.

La cruz se abre a la intimidad más profunda. ¿Por qué huimos de aquello que nos llevará al seno de nuestro Amado?

El Fuego del Amor de Dios

Cantares 8:6, dice: “…fuerte es como la muerte el amor,” porque el amor llevó a Cristo a Su muerte. Ese mismo amor nos empodera frente a la más grande oposición, lo mismo que aquellos que enfrentaron la ira del acusador, ellos “menospreciaron su vida hasta la muerte” (Apocalipsis 12:11).

Cantares 8:6 también dice que este amor es como “brasas de fuego, fuerte llama” . el fuego del  amor de Dios es tan empoderador que ninguna prueba en la vida lo puede apagar. Esto es lo que el siguiente versículo significa cuando dice: “Ni las muchas aguas pueden apagarlo, ni los ríos pueden ahogarlo” (8:7). Las aguas en la Biblia a menudo simbolizan problemas y dificultades que tratan de abrumarnos y ahogarnos. Este versículo dice: “No existe oposición lo suficientemente grande para apagar este amor por Jesús que arde en los corazones de los santos de Dios”.

Muchos santos en la Biblia conocían las circunstancias difíciles, y muchos en el día de hoy siguen experimentando grandes inundaciones de adversidad y crisis. Incluso Satanás incrementa sus más grandes ataques, el pueblo de Dios resurge con un amor más profundo, más ardiente que nunca. Apocalipsis 12 representa a Satanás (el dragón) en la furia de sus últimos días escupiendo una inundación de su boca con el fin de ahogar a la iglesia, pero no tiene éxito. La gracia de Dios levanta un estandarte en contra de esa inundación. Cuando el enemigo trata de ahogarnos, el Señor levanta un fuego dentro de nosotros que no puede ser extinguido. Es un amor ardiente por el Señor Jesús.

En el tiempo cuando el pueblo de Dios experimenta sus más grandes pruebas, el Señor se reserve una revelación de Sí mismo y de Su hermosura. Él nos dice a nosotros: “No temas ni te intimides por las aguas del dragón, porque cuando yo me revele a ustedes, la revelación de Mi amor será más fuerte que la ira de Satanás”.  Dios tiene un fuego que consumirá las aguas más furiosas—el fuego de Dios mismo.

¿Te sientes demasiado débil para amarlo con esta clase de abundante amor? ¿Estás consciente de tus heridas internas, problemas emocionales, adicciones e inclinación al pecado? El Señor responderá: “¡La cuestión no es tu debilidad sino Mi fuego! Cuando yo libero el fuego de Mi amor en tu corazón, todo cambiará. Despertaré en ti un amor más allá de cualquier cosa que tú hayas experimentado. Ya lo verás, hijo mío!”

Ámalo Con Todo

Jesús creó el cuerpo humano para la crucifixion. En la creación, cuando Jesús formaba un cuerpo para Adán, que Él mismo habitaría un día, puedo imaginarme al Padre diciéndole: “Hijo, ¿estás seguro que quieres colocar todas esas terminales nerviosas de esa manera en las manos? Ahí es donde pondrán los clavos. ¿Y estás seguro que quieres colocar todas esas terminales nerviosas en los pies de esa manera? ¡Ahí es donde van a poner el clavo!

Me imagino al Hijo respodiendo: “Sí, Abba, ya lo sé. Quiero sentir su sufrimiento en lo profundo de mi ser. Quiero sentirlo en lugar de ellos en cada parte de mi ser”.

¿Cómo siente Jesús en relación contigo? Siente sobre ti en Sus manos, en Sus brazos, en Sus hombros, en Su cuello, en Su rostro, en su cráneo, en Su espalda, en Su intestino, en Sus piernas, en Sus rodillas, en Sus pies, en Sus dedos. Su amor por ti recorre todo el curso de Su cuerpo, alma y mente.

Y ahora, así es como lo amamos a Él también. No importan los problemas; no importan las distracciones; o las tentaciones; o los desánimos. La cruz ha despertado en nosotros a la aventura romántica más grande de los siglos. El amor por Jesús recorre el curso de todo nuestro ser.

El amor recibe todo lo mío. La adoración recibe todo de mí. La cruz recibe todo de mí. Todo lo que quiero es, ¿cómo puedo dar más?

Arrodíllate de Nuevo delante de Su cruz el día de hoy. Dale tu amor. Que este amor te atrape, te estremezca y te tome. Ámalo en 2020 con toda tu mente, carne, alma y fuerza. Que el fuego de este amor te consuma de tal manera que todo se queme, excepto una cosa—amor por el rostro de Jesucristo.

Haz la peligrosa oración: “Todo. Todo. Todo lo que sea necesario”.

 

 

 Bob Sorge es el autor de más de 20 libros y major conocido por “Secretos del Lugar Secreto”, que inspira y fortalice a los creyentes en su relación secreta con Jesús. Visita freemethodistbooks.com para ordenar este libro. Puede encontrarse más información sobre las enseñanzas de Sorge en la página Oasis Houses Ministries (oasishouse.com), y su canal de Youtube (fmchr.ch/sorgeyt)

 

Las referencias bíblicas de este artículo son tomadas de la Versión Reina Valera Revisada de 1960 (RVR1960).

Written By
More from Bob Sorge

La Influencia Divina de Dios

Nuestra visión es “llevar integridad al mundo a través de comunidades bíblicas...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *