¿Qué hace que la Educación Cristiana Superior sea Diferente?

¿Qué es peor para el crecimiento de flores fuertes: un desierto o un invernadero?

La mayoría de las personas responderían que un desierto. Es verdad que un desierto ofrece pocos nutrientes. Los campus seculares, como los desiertos, con frecuencia proveen a los jóvenes estudiantes cristianos poco o nada de nutrición o apoyo para el desarrollo espiritual. Ellos batallarán mucho para mantener una fe vital y creciente, a menos de que su fe sea ya excepcionalmente fuerte —incluso más fuerte de lo que sus padres suponen. No es de sorprender que la mayoría de los estudiantes cristianos pierdan su fe en tales lugares.

Pero hay otra perspectiva. Las flores que crecen en un invernadero quizá parezcan maravillosamente vivas y hermosas hasta el día en que son trasplantadas afuera, en el “mundo real”. Porque a ellas se les ha dado a cucharadas el agua y el alimento, y al mismo tiempo recibían protección contra el viento, los insectos, y calor o frío, excesivos, quizá no hayan desarrollado la fuerza interna para sobrellevar las presiones y ataques que sobrevendrán cuando salgan. Algunos campus cristianos pueden ser de esta manera.

Haremos la pregunta de otra manera: ¿Qué es peor: una escuela que hace todas las preguntas y no da ayuda con las respuestas, o una donde a los estudiantes se les dan respuestas a las preguntas que realmente nunca han hecho?

Los colegios y universidades cristianos que pugnan por ofrecer una educación liberadora evitan ambos extremos. Quieren expandir y desafiar a los jóvenes estudiantes con ideas diferentes de lo que están acostumbrados a escuchar. Esto es un negocio temible y riesgoso. Pero si no se lleva a cabo, los estudiantes no lograrán crecer.

Por otro lado, esas instituciones trabajan duro para proveer la comunidad que fortalece y nutre,  en la que los estudiantes pueden encontrar la ayuda que necesitan en este difícil proceso de crecimiento. Los modelos a seguir caminan junto a ellos para mostrarles el camino, como buenos padres o entrenadores, primero provocan y desafían a los estudiantes y luego observan sus respuestas y los apoyan si es necesario.

Los entrenadores y los atletas entienden que el desarrollo muscular requiere el mismo delicado equilibrio. Saben que los atletas no pueden hacerse fuertes sin llegar hasta sus límites. Además conocen los peligros de estirar y hasta romper los músculos si no se les da una atención personalizada. El desarrollo del carácter no es diferente.

El Pueblo de Dios se abrió camino a través del riesgoso y peligroso desierto. Tenía modelos a seguir en Moisés y otros. Tenían la dirección del propio Dios de día y de noche. Vivían en una comunidad que les ayudaba cuando fallaban. Lo mismo puede decirse de los discípulos que crecieron en su fe por medio de un equilibrio entre las pruebas y el apoyo mutuo. El viaje de la transformación intelectual, moral y espiritual de los jóvenes no es diferente.

Los colegios y universidades cristianos  necesitan un profesorado comprometido y capaz, administradores y consejeros que entiendan el tremendo desafío que esta responsabilidad supone para ellos.  Trabajar en relaciones confiables con los padres que también lo entienden, estas escuelas transformarán a los jóvenes en la imagen de Cristo, para hacer lo que Él hizo para responder a las necesidades reales del mundo, y para ser el tipo de personas cuyo carácter de corazón y mente son motivo de gozo para el Padre.

Jim Mannoia, Ph.D., fue el 10mo rector del Colegio Greenville. Él es asesor en jefe del Grupo Estratégico deUniversidad Americana Medes que está estableciendo una nueva Universidad en el norte de Irak, y como fellow principal de Council for Christian Colleges & Universities (Concilio de Colegios y Universidades Cristianas). Es autor del libro “Artes Liberales Cristianas: Una Educación que va más allá”.

DISCUSION DE GRUPO:

[1] ¿Qué opinas de la idea que la educación liberadora en un negocio riesgoso?

[2] ¿Piensas que a la mayoría de los padres de jóvenes que irán a la universidad les preocupa el efecto que esto tendrá en su fe?

[3] ¿Aceptamos la necesidad de equilibrar la exigencia y apoyo del desarrollo físico pero ignoramos la necesidad de equilibrar la exigencia y apoyo del desarrollo del carácter?

[4] ¿Qué revisarías para determinar que un colegio posee un buen equilibrio entre exigencia y apoyo?

Written By
More from Jim Mannoia

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *