Presentando a la Nueva Directora de ICCM

Alma Thompson tiene una pasión por ayudar a los niños y llevarlos a Jesús. Esa pasión ha adquirido diferentes expresiones que incluyen haber adoptado a un niño, ser maestra de cuarto grado, conectar a niños con residentes de un asilo, servir como directora de ministerios de niños en una iglesia local, y actualmente vivir como una vecina activa para más de 100 niños y adolescentes de unos apartamentos cercanos que han encontrado un lugar seguro y cómodo para comer y jugar en su patio posterior.

Alma también es conocida por toda la Iglesia Metodista Libre—USA como líder de adultos. Ella ha servido en el Equipo Global de Supervisores como co superintendente de las conferencias de Ohio y de Nueva South. Ha sido oradora invitada en las reuniones del Equipamiento para la Excelencia y la Expansión (E3), y la conferencia Rediviva de Mujeres Clérigos Wesleyanas de Santidad.

Ahora ella tiene un nuevo rol de ministerio que une sus roles de sierva líder para niños y adultos—directora de Ministerios Internacionales de Cuidado Infantil, que colabora con la Iglesia Metodista Libre para el desarrollo espiritual, educaciones, físico y social de niños por medio de patrocinios, becas e iniciativas creativas. Su esposo, Brent Thompson, continuará sirviendo como superintendente de la Conferencia de Ohio.

La Señora Obispo Linda Adams, fue la anterior directora de ICCM. Alma estaba preocupada y en oración sobre quién sería la persona seleccionada para suceder a Adams en ICCM.

“Una vez que la Obispo Linda estuvo en la lista para una posible elección como obispo, por supuesto, muchos de nosotros comenzamos a orar por la persona que sería elegida como sucesora en la dirección de ICCM”, Alma dijo durante una entrevista con LUZ Y VIDA. “Nunca se me ocurrió que esa persona sería yo”.

Thompson preguntó a Adams cómo podría ella orar específicamente por ICCM, pero Alma dijo que la pregunta no tenía ninguna idea de sugerir: “¡Caramba!, me gustaría obtener ese puesto”. Adams le pidió que orara específicamente por los retos teconológicos con la base de datos de ICCM, junto con la selección de su siguiente líder.

Siguiendo el Llamado

Luego llegó una llamada telefónica del Obispo David Roller.

“Yo estaba sentada en el frente de mi casa, y el Obispo Roller me llamó, y dijo: ´Alma, ¿te gustaría que consideráramos tu nombre?´”, ella recordó. “Y yo dije: “¡Un momento! Explícame más sobre lo que sea que esto signifique. Me gustaría mucho si escuchara cuál es tu perspectiva sobre esto´”.

Roller me compartió algunas de las razones para pensar que ella sería una buena candidata a directora de ICCM.

“En ese momento, pensé: ´¿Sabes? Soy una presbítero ordenada de la Iglesia Metodista Libre´”, dijo Alma: “Para mí, la cuestión es que mi sí o no, fue respondido hace mucho tiempo cuando fui ordenada, porque, como presbítero Metodista Libre, soy una sierva de Cristo en un sistema de asignaciones que es todo lo que significa el llamado de la iglesia”.

Alma fue ordenada como presbítero en 2004. Unos ocho años antes, mientras servía como directora de ministerios infantiles en la IML de Edgewood, en Rochester, Nueva York, ella comenzó a desarrollar otros líderes que ayudaran a manejar el programa de niños que crece rápidamente. Ella acompañó a su esposo pastor a los entrenamientos de liderazgo, comenzó a leer todo lo que pudiera encontrar sobre el desarrollo de liderazgo, y “me di cuenta qué tan estrechamente se relaciona la educación y el empoderamiento de los niños con el desarrollo del liderazgo.

Ella sentía que Dios la llamaba al ministerio pastoral, pero luchó con esta llamado por meses sin decirle a Brent, porque—a pesar de haber crecido en una tradición que permite a las mujeres predicar y liderar, y luego haberme unido a la denominación Metodista Libre, que ordena a mujeres — “el mensaje en general en mi propia mente era: ´Yo no puedo hacer eso. Soy mujer´”. Pero, cuando finalmente comenzó a discutir su llamado con su esposo, “él se sorprendió por el hecho de estar hablando sobre mi llamado, que era similar a su propio llamado”, y la pareja se dedicó a “leer y estudiar hasta que tuviéramos una comprensión bíblica clara, sea en favor o en contra de las mujeres en el ministerio de liderazgo”.

Después de casi medio año, pudieron articular un apoyo bíblico claro, y ellos se reunieron con el entonces Pastor Principal Walter Fleming, quien sacó una pila de artículos sobre las mujeres en el liderazgo, y dijo: “Alma, hace unos seis meses, el Espíritu de Dios me mostró que tú eras llamada al ministerio de liderazgo”. Ella dijo que Fleming se convirtió en “mi más grande admirador y mi mentor, y comenzamos a reunirnos una vez cada semana”.

Después de su ordenación como presbítero, ella hizo a un lado su posición como directora de ministerios de niños por una posición como pastora de iniciativa estratégica, y luego ella y Brent se convirtieron en co pastores de plantación de iglesias en Edgewood, cuando cambió a ser una congregación multisitio. Ellos luego sirvieron como co pastores de la Capilla La Cosecha, de la IML en Fredonia, Nueva York, cuando transicionaron a un modelo multisitio. La Cosecha llegó a ser “una fábrica de pastores—un lugar donde los líderes podían crecer, desarrollarse, ser asesorados, liderados, y luego lanzados y enviados”.

Experiencia Internacional

Junto con sus deberes como superintendentes en los Estados Unidos que vinieron después de su trabajo en la Capilla La Cosecha, Brent ha servido como supervisor de la Iglesia Metodista Libre en Honduras que los Thompson han ayudado a desarrollar por medio de sus vínculos de mucho tiempo con el país centroamericano donde ellos vivieron por u año después de graduar del Colegio Houghton. Brent jugó béisbol profesional en Honduras y al mismo tiempo enseñaba a un grupo de cuarto grado. La caída del valor de la moneda de Honduras los forzó a regresar a los Estados Unidos, pero visitaban el país regularmente, organizaban viajes misioneros y mantuvieron sus relaciones allí.

Durante una visita a la comunidad de un amigo, “vimos un edificio de una iglesia toda sellada, y tenía agujeros de bala en las ventanas”, dijo Alma, quien añadió que la iglesia cerrada era la única casa de adoración en el pueblo. “Nos conmovimos hasta las lágrimas. … Nuestros corazones rompieron a decir: ´se necesita una iglesia aquí´. … Aquella iglesia vacía con agujeros de bala se convirtió en el punto focal de nuestras oraciones por Honduras”.

Esas conexiones pueden resultar en que se añada otro país a la lista de 33 países donde actualmente opera ICCM. “Como una conferencia ML provisional, Honduras puede pronto estar en el punto donde ICCM podrá llegar junto con el aspecto holístico del desarrollo de los niños con patrocinio, y realmente una colaboración activa con esta visión para desarrollar líderes y multiplique iglesias”, dijo: “Conectar y ministrar con niños en la plantación de iglesias es esa estrategia natural”.

“Muy a menudo, ICCM está siendo señalando sólo como un patrocinio individual”, dijo Alma: “En la perspectiva de la iglesia general, quiero crear una nueva conexión—reconociendo a ICCM como un maravilloso colaborador para el desarrollo del liderazgo estratégico y la plantación de iglesias”.

Written By
More from Jeff Finley

La Influencia Divina de Dios

Nuestra visión es “llevar integridad al mundo a través de comunidades bíblicas...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *