Predicando y Enseñando Sobre la Segunda Venida

Cristo Jesús nos anima por medio de la Parábola de las Diez Vírgenes (Mateo 25:1-13) a mantenernos alertas y prepararnos para “recibir al esposo”. ¿Cómo deben los pastores y líderes de la iglesia ayudar a las personas a prepararse sin causar divisiones innecesarias o meternos en falsas especulaciones cuando ni siquiera el Hijo sabe cuándo será su venida (Mateo 24:36)?

LUZ Y VIDA preguntó a un grupo diverso de pastores Metodistas Libres qué es lo que predican o enseñan sobre la Segunda Venida y cómo vivir en preparación para el regreso de Cristo.

Jesús nos advierte de no tratar de poner fecha para Su regreso, pero en el mismo tenor, Él nos instruye en la cuestión de estar listos para Su regreso sin importar cuándo podría tener lugar”, el Pastor Lewis O. Smith Sr., de la Iglesia Metodista Libre Manhattan (Kansas), dice: “Es la parte más importante de la Segunda Venida del Señor. No importa cuando venga. Lo que importa es si estamos listos o no”.

En relación a la Parábola de las Diez Vírgenes, Smith explica: “El número diez probablemente se usa porque representa plenitud en la Palabra de Dios”. Él también enfatizó que Pablo describe a Cristo como el novio/esposo de la iglesia, y dijo que tenemos la responsabilidad de prepararnos para el regreso de Cristo.

“No podemos negar que existen varios conceptos entre los cristianos acerca de cómo los eventos que rodean a la Segunda Venida se van a dar. Algunos creen en una tribulación literal de siete años y un reinado literal de mil años de Cristo sobre la tierra. Otros interpretan estos eventos de una manera simbólica”, dijo Smith: “No importa cómo interpretemos estos eventos, lo que importa es que debemos ocupar nuestra atención en el hecho de Cristo regresará”.

La Pastora Roberta Mosier-Peterson, de la Iglesia Metodista Libre, Gerry (Nueva York) recientemente predicó sobre Lucas 12:32-40, que incluye esta instrucción: “Manténganse listos, con la ropa bien ajustada y la luz encendida. Pórtense como siervos que esperan a que regrese su Señor de un banquete de bodas, para abrirle la puerta tan pronto como él llegue y toque” (v- 35-36)

Mosier-Peterson le dijo a LUZ Y VIDA: “El contexto de todo el pasaje es nuestra relación con las posesiones y el dinero. Jesús nos desafía a buscar el reino de Dios como la primera pasión de nuestra vida. Él sabe que las “cosas” se atraviesan en nuestro camino cuando estamos listos para hacer eso. A menudo planeamos y priorizamos nuestras vidas en torno a nuestra seguridad. Nos preocupamos por otros y por su evaluación que hacen de nosotros cuando Jesús nos dice que planeemos y prioricemos nuestras vidas alrededor de Su reino. Los que ponen primero el reino de Dios están listos para lo que venga. No hay temor en la muerte, la destrucción natural por desastres naturales, o del fin de los tiempos”.

Ese pasaje termina cuando Jesús dice: “Asimismo deben ustedes estar preparados, porque el Hijo del hombre vendrá cuando menos lo esperen”.

Mosier-Peterson explicó: “Está claro que nosotros no podemos calcular los detalles del fin o preocuparnos acerca de ellos. Vivir como si Jesús fuera a regresar pronto significa esencialmente vivir en la alerta constante de que Jesús es Rey. El reino de Dios es nuestra actual residencia y venga cuando venga, no tenemos nada que temer”.

La palabra “escatología” es uno de los nombres para teología que discute el fin del mundo o la Segunda Venida de Cristo.

El Pastor Principal de la Iglesia La Mesa (Oroville, California), Jaymes Lackey señaló la palabra “prolepsis” como “las perfectas connotaciones de la vida escatológica”. El Diccionario Merriam-Webster define la palabra como “la representación o asunción de un acto futuro o en desarrollo como si existiera o se hubiera alcanzado en el presente”. Lackey explica que los cristianos deben estar “tan seguros y confiados de que los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra caerán uno contra el otro para ser una Nueva Creación. Estamos tan confiados de nuestras propias e inminentes resurrecciones que ahora podemos vivir como si esa realidad ya estuviera presente. Toda nuestra vida y obra se convierte en la práctica de esa bendita realidad eterna”.

Ron Hampton, el pastor de la Iglesia de la Comunidad Nueva Visión, en Shreveport, Louisiana, dijo que su enseñanza es “sobre la premisa de Juan 3:16 como el fundamento en el que toda la Escritura ha sido escrita. Yo enseño que el amor otorgado es amor correspondido. Enfatizo que Jesús regresará a reclamar lo suyo, y nuestra obediencia aquí garantiza una recompensa cuando lleguemos allá”.

Hampton dijo que, al dirigir una congregación multicultural en un escenario urbano, él predica a muchas personas que vienen directamente de las calles con problemas de drogas, prostitución, violencia doméstica, pandillas y crimen. Para muchos de ellos, la única Biblia que conocen somos nosotros. Convencerlos que hay otra manera de vivir es satisfaciendo primero sus necesidades inmediatas de comida, agua, ropa, abrigo, tal como Jesús lo hizo y compartir nuestra historia personal de victoria por medio del Jesucristo de nuestras propias circunstancias”.

 

Capítulo Final

El Pastor Asociado Christopher Noyes dijo que, en la Iglesia Nueva Vida en Cleveland, Ohio: “Nosotros basamos nuestra predicación/enseñanza en la Segunda Venida de Cristo en las Escrituras y los antiguos credos. Es un aspecto esencial de comprender que somos seguidores de Cristo, cuando entendemos donde/cuando estamos en la gran historia de Dios. Vivimos el capítulo final, después del climax de la victoria de Cristo sobre la muerte y el pecado, pero antes de la resolución final de la plenitud de Su reino”.

Noyes compartió una cita favorite de Richard John Neuhaus: “Somos embajadores prematuros que llegan al tribunal antes que la soberanía de nuestro rey haya sido reconocida. Es una torpeza, por supuesto, y nuestra autoridad está muy cuestionada. Debemos resistir la tentación de detener esa torpeza aceptando una autoridad menor de otro reino” (fmchr.ch/rjn).Noyes añadió: “Lo que importa de recalcar dónde estamos en la historia es que podemos estar preparados y estar cerca del negocio de establecer el reino”.

Larry D. Bailey Jr. — pastor de la Iglesia Metodista Libre Agua Viva, en Huntington, West Virginia, y profesor de estudios bíblicos en la Universidad Marshall — dijo que él trata de informar y educar a su “congregación, estudiantes o audiencia sobre los diferentes conceptos teológicos que algunos sostienen”- Él dijo que se encuentra a sí mismo “aclarando las diferencias entre la literatura profética y la literatura apocalíptica en la Escritura, y cómo la traducción de la literatura apocalíptica por medio de la misma metodología como la profética está obligada a la interpretación desviada”.

Bailey dijo que él estimula las preguntas, aunque “pueden ser difíciles y son con frecuencia de respuestas emocionales defensivas debido a la exposición a puntos de vista diferentes de los generalmente aceptados de cultura pop religiosa, de la teología de ´Dejados Atrás´” Él añadió que él “no enseña que las personas deben vivir como si Jesús fuera a regresar pronto. Siento que, si estamos enseñando de una posición así, estamos utilizando un temor poco sano para manipular a las personas para que hagan y actúen de ciertas maneras que pueden ser o pueden no ser auténticas, y ha sido mi observación que una fe así a menudo dura muy poco”.

Laura J. Hunt, la pastora asociada de la Iglesia de la Comunidad Nuevos Principios, del Condado de Washtenaw (Ann Arbor, Michigan), dijo que ella “realmente le disgustan algunas discusiones en la iglesia sobre las implicaciones del pronto regreso de Jesús, porque algunas veces la gente parece pensar que esto significa que ellos deben estar haciendo algo totalmente diferente a lo que están haciendo. Y quizás cada uno de ellos—debe decidir por sí mismo. Pero si me mandan en ese momento a limpiar el piso, no creo que Jesús regrese a disgusto si me encuentre limpiando el piso. Creo que es importante predicar sobre la posibilidad de que Jesús regrese en cualquier momento, aparte del hecho de que Él no juzga o evalúa de manera distinta diferentes tareas de la misma manera en que nosotros tendemos a hacerlo”.

Hunt recientemente predicó sobre Mateo 24 y 25. Durante el sermón, ella dijo: “Jesús regresará, vendrá de manera inesperada, y nosotros necesitamos vivir con Su imagen en nuestras mentes. Nuestra respuesta a esa revelación de Dios, por medio de Jesús, la Biblia y el Espíritu Santo, es adorarlo tanto los domingos en la iglesia, como en nuestra vida diaria”.

 

No nos Engañemos

Uno de los pastores nos advirtió que no debemos engañarnos mientras esperamos la venida de Cristo. Smith señaló la advertencia de Jesús: “Tengan cuidado de que nadie los engañe, vendrán muchos que, vendrán muchos que, usando mi nombre, dirán: “Yo soy el Cristo”, y engañarán a muchos” (Mateo 24:4-6).

“Esto significa que nosotros como creyentes siempre debemos estar de guardia porque se describe como ´un ladrón´”, dijo Smith, quien también citó Lucas 12:39-40: “Al describirlo como un ladrón, Cristo no estaba diciendo que será de forma callada, sino que será de manera repentina e inesperada, que los malos serán tomados por sorpresa”.

 

¿Divisiva o Unificadora?

¿Es la Segunda Venida una cuestión divisiva para la iglesia?

Hampton no ha encontrado que ese sea el caso para su congregación. Él dijo: “Somos afortunados de tener personas que admiten ser enseñadas, que tienen hambre y sed por la Palabra de Dios. Ellas viven con una expectativa de Su venida, sabiendo que lo han aceptado como su Señor y Salvador. No existe división puesto que todos estamos de acuerdo”.

Smith asintió y dijo: “Yo no creo que este tema traiga división en la iglesia. Si hubiera alguna cosa que abra los ojos de todos los creyentes y de los no creyentes en su decisión de seguir a Cristo o no seguirlo. La única manera de enseñar de manera que unifique al pueblo de Dios es por medio de la Palabra de Dios, y sólo a través de Su Palabra”.

Bailey también dijo que la discusión de la Segunda Venida no ha causado división en ninguna iglesia local en la que él ha servido, pero “hablando en términos de la iglesia universal, he visto personalmente argumentos fuertes entre creyentes profesantes de diferentes denominaciones, y relaciones que se han enfriado”.

Bailey aconseja algunas maneras de evitar la división: “Primero, escuchar a los diferentes puntos de vista sin ponernos a la defensiva y a la ofensiva; simplemente tratar de entender el qué y el porqué de las diferentes posiciones. Segundo: volver a la más común de las creencias en la que los cristianos coinciden, sólo por el precio que Cristo pagó podemos ser salvos. … Finalmente, si todos podemos coincidir que después de haber creído que Jesús puede lavar, lavaría, y lavará nuestro pecado, somos una nueva creación, viviendo una nueva vida, una vida que le debemos a nuestro Señor”. Él dijo que debemos vivir de esta manera “sin importar cómo o cuándo Dios decida llevar a este mundo corrupto a su destrucción”.

Hunt es maestro de la clase Experiencia Metodista Libre en el Instituto de Entrenamiento del Este de Michigan, y se ha dado cuenta que a sus estudiantes les agrada que la Iglesia Metodista Libre les da entrada a los múltiples conceptos acerca de los últimos tiempos: “La amplia construcción de la IML funciona”, dice Hunt.

Noyes encuentra division dentro del cuerpo de Cristo desde “la popularidad de la serie ´Dejados Atrás´, Él dice que obras populares como la serie “tienen una base endeble en la ´teología del rapto´, y tratamos de redireccionar a nuestra congregación a las Escrituras tal cual son. En ellas nosotros encontramos que Dios no nos proporciona un plan de escape de un mundo que va a la ruina. Más bien Él tiene un plan de salvación, redención y restauración. Cristo no viene para robarse a los fieles; Él viene cuando lo aceptamos para gobernar ´en la tierra como en el cielo´. Tratamos de contextualizar pasajes divisivos como 1 Tesalonicenses 4:17 señalando que la idea no es la de un escape, pero que ´recibimos al Señor´ como un comité de bienvenida cuando Él venga a la tierra para gobernar Su reino”.

Noyes añadió: “Hasta el Apocalipsis nos habla de que Dios establece su morada entre los mortales, que Él habitará con ellos. Todo el argumento de Apocalipsis 21 es que la nueva Jerusalén desciende. No hay nada que pueda ser más unificador y comprensible que la restauración de Dios sobre todas las cosas; que no hay temor en la venida de Su reino. Nuestra meta/rol es el de ser participantes plenos en la venida de ese reino”.

 

Jeff Finley sirve como editor ejecutivo de esta revista, y anteriormente trabajó como reportero y editor para Sun-Times Media. Él es un miembro de la Iglesia Metodista Libre John Wesley en Indianápolis, donde él sirve como delegado.

 

 

 

 

Written By
More from Jeff Finley

La Influencia Divina de Dios

Nuestra visión es “llevar integridad al mundo a través de comunidades bíblicas...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *