¿Por qué Urbana?

Estos son algunos hechos que no podemos ignorar. Dios no quiere que nadie pierda el “muy bueno” (Génesis 1:31), que Dios quiere para todos.

No importa todo lo que haya sido negado o cómo se haya necesitado, Dios quiere que experimentemos lo mejor. Él busca constantemente y sin descanso los que ahora lo pierden, así que se los puede ofrecer, y ellos lo pueden encontrar y disfrutarlo.

Jesús — Dios presente y activo en una misión y búsqueda — y redención — describe explícitamente el evangelio como buenas noticias para los pobres (Lucas 4:18–20). Asombrosamente, los pobres son el grupo de objetivo primario. Otros pueden encontrar inclusión por gracia (¡lo afirmo con un alivio inmenso!), pero estos otros no fueron — no son — el grupo de objetivo primario.

Jesús se enfoca en Dios buscando persistentemente y con cariño el bienestar de todas las personas, especialmente los pobres, lleva la historia de nuestras Escrituras hacia adelante, hacia la meta de “nuevo cielo y una nueva tierra” (Isaías 65:17).

Esta historia nos invita a participar. Verdaderamente, el llamado a seguir a Jesús es precisamente el llamado a entrar a la historia progresiva de Jesús para bien de todos, y sobre todo, a los pobres.

Aceptamos el llamado de Jesús en un mundo que marcha apresuradamente hacia la urbanización global. Lo dejaré en manos de otros más calificados para definir con precisión la “urbanización global”. Sin embargo, la iglesia no puede esperar definiciones precisas.

Por todo el mundo, el flujo de personas se mueve y se establece en centros urbanos, más grandes y complejos y potencialmente más fructíferos. En grandes concentraciones geográficas, encontramos un masa constante de personas. Jesús murió por todas ellas y, las concentraciones más grandes de estas personas sufren de las múltiples formas de empobrecimiento que plagan la humanidad.

¿Cómo podemos no interesarnos la ciudad? ¿Cómo podemos no formar nuestra presencia, los recursos y las energías para movernos directamente a los retículos a donde apunta la misión de Jesús? Esto es lo que hizo la iglesia más primitiva. Esto es lo que sucedió como resultado de la Reforma y otros movimientos renovadores de la historia. Esto es lo que hicieron los Metodistas y los primeros Metodistas Libres. Esto es lo que nosotros debemos hacer en el día de hoy.

More from Obispo David Kendall

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *