Plantado para el Reino

Encontró más deforestación mientras trabajaba  en Etiopía para los Ministerios Metodistas Libres. Ayudó a establecer un hospital, clínicas médicas, escuelas e iglesias en la nación del oriente de África y se hizo amigo de un político que le pidió que tomara la responsabilidad de un vivero y un sitio de reforestación que la Unión Europea había dejado abandonado.

“Fui y observé, oré, y Dios me hizo sentir claramente que me decía: ‘Yo quiero que hagas esto’”, dice Fitch, fundador de Edén, y que ha plantado cerca de 62.8 millones de árboles  desde el año 2005 a través de proyectos en Etiopía, Madagascar y Haití.

“La misión de los Proyectos de Reforestación Edén es realmente de vanguardia. Estamos comprometidos a resolver la pobreza extrema y la opresión asociada con la destrucción del medio ambiente”, dice Fitch. “Les damos empleo a personas pobres y desesperadas para que ellas mismas sanen su propio medio ambiente”.

Colaborador Metodista Libre

Edén es uno de los ministerios colaboradores de la Iglesia Metodista Libre – USA  que aparecen en la lista de la página web en fmcusa.org/partners. ¿Qué tiene qué ver la plantación de árboles con el ministerio?

Medita en lo que dice Romanos 8:19: “La creación aguarda con ansiedad la revelación de los hijos de Dios”.

Junto con el cuidado de la creación de Dios, Edén ha revertido actitudes acerca del cristianismo que quedaron arraigadas a causa de los errores de personas que afirmaban ser cristianas.

En Etiopía hemos visto comunidades que eran musulmanas y hostiles al  evangelio abrirse y establecer iglesias. También en Madagascar animistas se han convertido al cristianismo al ver las cosas buenas que se están haciendo por medio de los esfuerzos de la reforestación.

Dignidad en el Trabajo

En lugar de hacer regalos, Edén les provee a las personas de la dignidad de un empleo. Edén contrata pescadores en Madagascar y campesinos en Etiopía de forma temporal o de medio tiempo. Edén emplea a mujeres etíopes que han estado destruyendo árboles de acacia para alimentar sus fogones, ahora esas mujeres reciben un salario por plantar árboles, y están aprendiendo a utilizar estufas ahorradoras de combustible, y hornos solares.

“Edén es una nueva expresión de la obra del reino. Y cuando tú colaboras de esa manera, se abren puertas y te permiten hablar a las vidas de las personas de maneras que en el pasado no te podías imaginar”, dice Fitch. “Nos da una cantidad tremenda de credibilidad cuando se nos ve hacer cosas buenas y ven que hemos nacido de nuevo, y no para ser enemigos suyos”.

Para conocer más acerca de Edén, visita edenprojects.org.

 

More from JEFF FINLEY Y MICHAEL J. METTS

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *