Pequeña Despensa Gratuita Llena Nicho

Fotografia por Lowell Anderson/Echo Press

Puede que hayas escuchado sobre las Pequeñas Bibliotecas Gratuitas.

Ahora Alexandria, Minnesota, tiene una Pequeña Despensa Gratuita.

Desde el 30 de julio de 2017, un gabinete blanco montado afuera de la entrada de la Primera Iglesia Metodista Libre de Alexandria ha distribuido comida y artículos del hogar, incluyendo frijoles, sopas, jabón y dentífricos.  Durante el otoño, ofreció verdura fresca.  Durante el tiempo de frio, incluye víveres como carnes para emparedados.  Como las pequeñas bibliotecas gratuitas, está abierta a todas horas los siete días de la semana, sin formularios qué llenar ni preguntas que contestar.

“La gente deja alimentos, la gente se los lleva”, dijo el pastor Rick Martin.  “Como iglesia, nosotros la abastecemos según las personas donen fondos para eso, y nos aseguramos de que lo que hay sea de buena calidad”.

Los trabajadores voluntarios dicen que la despensa llena un nicho en proveer comida y artículos de higiene en el Condado de Douglas.

“Iniciar una pequeña despensa gratuita, quizás lo que se está haciendo es servir una población que no tiene acceso a comida en otra parte o no sabe qué puede conseguirse en alguna otra parte”, dijo Jen Jabas, directora ejecutiva de United Way de los Condados de Douglas y Pope.

Su agencia sirve a 200 familias en el Condado de Douglas por medio de un centro de acopio mensual, pero eso es en un lugar y hora determinados, dijo.  Los que pueden estar trabajando a esa hora, o carecen de transportación, o quizás no puedan ir.

Las familias pueden recibir 50 libras (unos 22 kg.) de comida por persona en la Despensa de Comida del Condado de Douglas, aunque solo pueden acudir una vez al mes y quizás no tengan manera de ir.

“Siempre que se pueda tener algo cerca de donde vive alguien, se reducen las barreras”, dijo Jabas.

Martin inicialmente se enteró sobre las Pequeñas Despensas Gratuitas en la sección de Noticias Breves de la revista Luz y Vida sobre la despensa en la Iglesia Metodista Libre Mars Hill de Indianápolis.  La idea se ha esparcido por todos los Estados Unidos.  Su pequeña iglesia de 25 miembros decidió añadirla a sus sencillos métodos de ayudar a personas en necesidad.

Su iglesia no busca estar bajo los reflectores, dijo.  De hecho, cuando el periódico Echo Press contactó a la iglesia sobre la despensa, Martin dijo que debatió sobre cómo responder.  Pero entonces pensó que algo de publicidad pudiera ser parte de un plan más alto.

Martin fue enviado a pastorear la iglesia en 2003 con instrucciones de cerrarla o mantenerla abierta.  La iglesia había estado ahí desde 1891, pero su membrecía había decaído.  El que aun esté abierta, dijo, es un testamento al deseo de su congregación de una experiencia espiritual y su trabajo de cerca con personas que necesitan ayuda.

“Sabemos que la gente tiene hambre y queríamos algo sencillo de manejar desde el anonimato”, dijo.  “Creemos en Jesucristo y Su modelo para cuidar de los que tienen hambre”.

Igual que una Pequeña Biblioteca Gratuita, los contenidos de la despensa están disponibles para todos.  La iglesia ha puesto un rótulo en la carretera llamando atención de la misma, y ha distribuido 4,000 tarjetas con información sobre la despensa.  En la vidriera del frente, un rótulo informa a los visitantes que la despensa está diseñada para proporcionar una o dos comidas al día, y les pide que lleven solo lo necesario para el momento.

“He visto a ancianos usarla.  He visto a jóvenes universitarios usarla”, dijo Martin.  “Ellos surgen de todas partes…La abastezco a la medianoche y antes de salir, la inspecciono a las 7 de la mañana y ya no queda nada.  Sabemos que la gente la está usando a todas horas del día.”

A veces, aquellos que se llevan algo sienten el impulso de dejar algo. Aunque no tengan mucho.  Una vez, alguien dejó unas cajas de cerillos que pueden haber procedido de una muy apreciada colección.

¿Es difícil mantener la despensa surtida?

“El Señor nos ha bendecido bien”, dijo Martin.

Dijo que ellos mantienen la despensa surtida por lo menos diariamente.

Hay veces que la iglesia ha decidido no incluir artículos en la despensa, tales como enjuague bucal etiquetado para niños.

“Todos nos sorprendimos al descubrir que contenía alcohol”, dijo Martin.

Como las estampillas de comida y los programas de ayuda de comida para madres, niños y bebés no cubren cosas como pañales y papel sanitario, esos son artículos que desaparecen más rápidamente de la despensa, dijo.

Dado que el costo de papel sanitario consumía gran parte del presupuesto de comida en la Despensa de Comida del Condado de Douglas, ya no lo proporcionamos, a menos de que alguien lo done, dijo la directora ejecutiva Vicki Bump.  No hay duda de que existe una necesidad de comida en el condado de Douglas, dijo, que incluye familias indigentes que viven en automóviles.  La despensa del condado sirve a 15,000 personas por año, y ese número está creciendo, dijo.

Estamos recibiendo ancianos en números crecientes, lo que es bueno, porque los ancianos son muy reservados; dicen que no quieren limosna”, dijo Bump.  “Ayer vino una señora, dijo que no nos podía agradecer lo suficiente.  Dijo Bump, ‘me han salvado la vida tantas veces’”.

Puesto que nadie sabe con seguridad cuantas personas están usando la Pequeña Despensa Gratuita, o quiénes son, Jabas ofreció algunas ideas para los que deseen abastecerla. Puede que los necesitados no tengan un abrelatas, de modo que las latas con abridores integrados en las tapas son muy buenas, de la misma manera que proveer abrelatas que no cuesten mucho. Las botellas de agua son útiles, al igual que las cajas de cereales, o sopa, granola y barras de fruta y utensilios desechables.  En el tiempo de frio, calentadores de manos pudieran ser muy buenos, dijo.

Gabriel Schmidt, un vecino que trabaja en la cocina del restaurante Doolitles Woodfire Grill, y quien vive frente a la iglesia, dijo que a veces ve gente usando la despensa cuando él está en casa.

“Es lo que debería hacer la gente, tener cosas para ayudar a los demás”, dijo.

En Minnesota, un 10 porciento de hogares reportan bajos recursos para proveer comida para uno o más miembros, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Karen Tolkinen es editora y reportera para el periódico Echo Press en el cual este artículo apareció originalmente.  El artículo ha sido reproducido con permiso del periódico.

 

 

 

More from Karen Tolkkinen

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *