Orando con tu Familia

¡Omitir la oración de familia en la mañana o en la noche! ¿Para qué? ¿Qué ganarías con eso?

¿Prescindir del desayuno, tu cena, tus comidas regulares para el sustento de tu fuerza física? Mejor mil veces hacer pasar hambre al cuerpo que al alma. Tú necesitas el pan del cielo para nutrir el alma, infinitamente más de lo que necesitas la comida terrenal para nutrir el cuerpo.

“No tengo tiempo”, ¿dices tú, lector? ¡Ciertamente! ¿Qué es el tiempo? ¿De quién es? ¿Quién lo hizo? ¿El tiempo es tuyo o es de Dios? ¿Por qué no orar entonces? Fíjate lo que dice Dios. Dios nos manda orar — orar siempre, con toda oración y súplica en el Espíritu viendo hacia Él con toda perseverancia .

Se dice que Martin Lutero, mientras más tenía qué hacer, oraba más frecuente y fervientemente. En una ocasión él le dijo a un amigo, “tengo tanto que hacer hoy que tendré que orar lo menos por tres horas”.

Robert Hall, escuchando algunas personas que de una manera mundana objetaban a la oración de familia como si tomara demasiado tiempo, les dijo que lo que parece una pérdida será más que compensado por el espíritu de orden y la regularidad , mismo que la observancia establecida tiende a producir. La oración sirve como un muro de contención para preservar que se mantenga la red de la vida.

Orar en nuestras familias es una responsabilidad solemne — un bendito privilegio. Dejemos que Dios hable — que Su voz se deje oír en nuestras familias y reuniones de oración.

El padre que no ora con su familia difícilmente hará esfuerzos para criar a sus hijos “en la disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4).

Este artículo es una versión condensada de “Devoción Familiar, Mañana y Noche” en la edición de Junio de 1870 de “Earnest Christian” (Cristiano Ferviente). El artículo completo se puede bajar del Marston Memorial Historic Center en fmchr.ch/dfnewton.

Written By
More from D.F. Newton

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *