Multiplicación Natural

Darrell MacLearn está en el negocio de los orgánicos, pero no los vegetales que él cultiva en Arizona. Durante el ultimo año y medio, él ha estado construyendo una red Metodista Libre de iglesias orgánicas conocida como “Kindred Communities”.

“He llegado a la conclusión de que hemos adicionado demasiadas cosas que son negociables al mundo de las iglesias”, dice MacLearn: “La iglesia orgánica tiene que ver con la remoción de gran parte de los aditivos y preservativos—cosas que posiblemente no hacen tanta falta y seguir funcionando completamente como iglesia. Por ejemplo, los edificios es algo negociable”.

“Kindred” significa todo lo que se relaciona entre sí en una forma dinámica, como familia, matrimonio o parentesco (Nota del traductor).

Los fariseos no se preocupaban de que Jesús hablara con los pecadores o cobradores de impuestos, sino de que comiera con ellos. En aquel tiempo, si comías con alguien, ya eras familiar”, dice MacLearn. “Queremos tener esa clase de relación familiar con personas que han sido quebrantadas, dañadas, y radicalmente diferentes a nosotros”.

MacLearn se apresura a aclarar que esto no es una competencia entre iglesias de cemento y acero e iglesias orgánicas.

“Es realmente considerar a nuestro mundo como un campo misionero y decir: ‘¿Quién está derri-bando las puertas para introducirse en la iglesia?’”

Kindred Communities puede tomar forma y crecer en una miríada de lugares que no tienen el aspecto de “iglesias” — comunidades rodeadas de rejas, barras, guarderías y salones de boliche — e incluye a personas como los vecinos que viven al lado, hasta hechiceros, paganos, ateos, y adictos.

El Pastor Tres Adames dirige una comunidad de red conocida como Pathfinder Community (Comunidad Zapador) en Peoria, Arizona. Él piensa que las relaciones son elusivas, aunque nuestra cultura está más conectada que nunca por medio de la tecnología.

“Tenemos toda una generación de jóvenes y adultos jóvenes que se sienten desconectados”, dice Adames. “Pueden textearles con sus teléfonos a 300 personas, ¿pero tienen un círculo íntimo de amigos a quienes pueden decir lo que sienten porque pueden confiar en ellos?”

Adames fue atraído a este tipo de ministerio debido a que “Vi estas profundas amistades en el libro de Los Hechos, y siempre me fascinaron. Yo me preguntaba: ¿Por qué no sucede eso en la iglesia?”

Como las viñas plantadas en el suelo correcto, estas comunidades tratan de crear un ambiente en el que el fruto se multiplique.

“La meta final no es existir por el hecho de existir por nosotros mismos, sino alcanzar a los desposeídos, no solo de la iglesia, sino también de la sociedad”, dice Adames.

“Creo que algunas veces hemos lanzado el evangelio a las personas al grito de: ‘¡Cambien!’”, dice MacLearn: “Nos hemos enfocado tanto en la modificación de las conductas versus un cambio de relación con Jesús, pero cuando vamos como amigos y escuchamos sus historias y les mostramos amor en el lugar en el que se encuentran, entonces vemos la transformación”.

“La iglesia orgánica puede no convenir a todos, pero la parte relacional de la iglesia es definitivamente para todos”, dice Adames, “Si tú eres humano, eres relacional. Esa es la esencia de la espiritualidad.”

 

 

 

Written By
More from ANDREA ANIBAL

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *