Mercado Maná Apoya a la Iglesia Mundial

 

A la vez que como misioneros ayudan a los cristianos en los Balcanes a establecer grupos sustentables para ayudar a sus familias, Al y Diane Mellinger enfrentan el desafío de buscar oportunidades de vender los productos que el grupo crea.

Los Mellinger tienen la meta de que cada iglesia Metodista Libre en la región de los Balcanes del sureste de Europa que tienen un grupo sustentable de micro-empresas que permita a los miembros sostenerse a sí mismos y sostener a su iglesia por medio de sus diezmos. Cuando los Mellinger regresan a los Estados Unidos y hablan a las iglesias, las personas están ansiosas por adquirir sus productos, “pero eso no es suficiente para lograr un ingreso sustentable para estas personas”, dijo Al en una entrevista telefónica con LUZ Y VIDA mientras viajaba el mes pasado hacia Toddville, Iowa, para participar en una comida y exhibición mostrando productos fabricados por los grupos sustentables. “Una de las cosas que quiero hacer es tratar de encontrar otras maneras creativas para comercializar los productos que ya tenemos, a fin de poder ayudar a más personas”.

La exhibición fue uno de los eventos en los Estados Unidos para los Mellinger antes de regresar a Bulgaria, pero ahora ellos tienen una manera de ayudar a los grupos sustentables en los Balcanes (y alrededor del mundo), aunque no estén de viaje. Hace un año, los Mellinger abrieron el Mercado Maná, que ellos pensaban que sería una tienda temporal para la temporada navideña en un centro comercial en Jackson, Michigan. La pareja trató de obtener un kiosko en el mall, pero los encargados les dijeron: “¿No les interesa uno de los locales del mall?”

“Ellos terminaron dándonos una pequeña tienda a un precio más económico que el de un kiosko debido a la temporada de fiestas, y ellos no querían que ningún local quedara vacío”, dijo Al. “El día en que abrimos nuestra tienda el mes pasado [2018], al final nos dimos cuenta que el centro comercial había sido vendido a un nuevo propietario”.

El Nuevo propietario del centro ofreció un precio similar, al cual Al se refirió como “un espacio económico para un espacio de ventas al menudeo en nuestros días”, para que la tienda pudiera permanecer abierta durante todo el año. El hijo de la pareja, Casey Mellinger dejó otro empleo para encargarse del Mercado Maná. La tienda opera con la ayuda de voluntarios, pero Al dijo que dos empleados de medio tiempo trabajan con Casey por las restricciones legales para voluntarios que manejan dinero en efectivo.

La oportunidad de una tienda con más espacio ofrecía un nuevo desafío, pues los Mellinger no estaban seguros de que hubiera mercancía suficiente para el espacio.

“Teníamos mucha ropa tejida, pero nos fuimos de 30 pies (unos 10 metros2) a un kiosco de 1,400 pies (70 metros2). Al dijo: “Fue cuando comencé a hablar a grupos con los que he trabajado o he tratado, como SEED, Tesoros Celestiales, Roots-n-Streams fuera de Greenville, (Illinois), y buena cantidad de otros”.

Después de comenzar con algunos productos en consignación, Mercado Maná pasó a la venta al mayoreo de productos de otras organizaciones. La tienda ahora distribuye productos de 19 organizaciones participantes.

“Aproximadamente un 70 por ciento de la mercancía que tenemos en la tienda viene de conexiones Metodistas Libres alrededor del mundo”, dijo Al, quien añadió que la persona que fabrica cada producto ya ha recibido un pago justo. “La manera en que les sirve de ayuda a las personas es que les permite mantenerse activos porque les pagamos para que hagan lo que vendemos, pero les pagamos por anticipado para que no tengan qué esperar por un trabajo hasta que sea entregado”.

El Mercado Maná tiene una página web informativa en marketplacemanna.biz mientras que la página de marketplacemanna.com les permite a las personas comprar productos en línea. La mayor parte de las ventas se siguen dando en el centro comercial, o en eventos tales como una mesa de exhibición de productos de Mercado Maná que la Iglesia Metodista Libre de Brook Hills tuvo en una feria de artesanías de West Virginia, el mismo día de la entrevista de LUZ Y VIDA con Al. Brooke Hills es también la primera iglesia en vender los productos Merketplace Manna en el edificio del templo con la IML de Spring Arbor, Michigan, que se convierte en la segunda iglesia Express de Marketplace Manna (Mercado Maná).

Al piensa que la mayor parte de los compradores en las páginas de ventas en línea al menudeo, como Amazon no es muy probable que compren en línea de otros sitios web. Como resultado, el Mercado Maná incluye un enfoque de ventas directas en eventos como los retiros de mujeres.

Las ventas son importantes porque sirven para que las familias se mantengan unidas y tengan suficiente efectivo para sus gastos.

“El gobierno de Bulgaria dice que si una familia recibe $380 (Dlls.) al mes, no están viviendo en la pobreza, pero el precio de un galón de combustible para autos cuesta más de $5 Dlls.” Dijo Al: “También el 25 por ciento de los búlgaros del planeta no viven en Bulgaria. Son principalmente personas de 25 a 55 años que trabajan en alguna otra parte del mundo con el fin de conseguir dinero para enviarlo a casa, lo que significa que papá o mamá—o ambos en algunos casos—no se están haciendo cargo de los hijos. Los que los cuidan son el abuelo y la abuela”.

Los papás pueden ver a sus hijos solamente en breves visitas en Bulgaria desde países como Inglaterra, Alemania o los Estados Unidos.

“Nosotros no sentimos que era la manera en que Dios quería que las familias funcionaran, y la única manera que las cosas cambiarían es si nosotros podemos generar ingresos”, dijo Al: “Algunas veces la tasa de desempleo—en los meses de invierno especialmente—puede ser de hasta 80 por ciento”.

En este momento, la mayoría de los grupos sustentables solo pueden ofrecer trabajos de medio tiempo, pero eso puede cambiar si las ventas se incrementan.

“Eso es parte de dónde Dios nos está moviendo: para que creemos estrategias de distribución y ventas, de modo que no sólo nuestros productos, sino los de otras organizaciones de misiones dentro del movimiento puedan también ser distribuidoras”, dijo: “Nuestra meta no es solo los Balcanes. Nuestra meta es ayudar a misioneros dentro de nuestro movimiento para que encuentren maneras de ayudar a sus miembros a sostener a sus familias, apoyar a sus iglesias, sentirse valiosos y dignos porque están recibiendo algo de dinero y no simplemente esperar que alguien se los regale”.

 

La tienda de El Mercado Maná en el centro comercial se localiza en el 1088 del Crucero Jackson, Jackson, MI 49202, se pueden enviar donaciones deducibles de impuestos, o en línea visitando marketplacemanna.biz, y haciendo click en “Give”. Visita fmchr.ch/mellinger para conocer más acerca de los esfuerzos de los varios ministerios de los Mellinger, y para apoyarlos.

Written By
More from Jeff Finley

La Influencia Divina de Dios

Nuestra visión es “llevar integridad al mundo a través de comunidades bíblicas...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *