Los Cristianos del Mundo son Biculturales

El Obispo David Roller ha estado desafiando a los delegados a la conferencia anual a ser cada vez más biculturales

Para algunos de nosotros su desafío no es nada fuera de lo normal. Para otros, es una idea completamente nueva. Para muchos de nosotros es la respuesta a una oración que hemos elevado durante mucho tiempo.

Hace años cuando me di cuenta de que Dios me estaba llamando para comprometerme de tiempo completo para ser parte de la familia de Iglesias Metodistas Libres, yo lloré. La mayoría de las iglesias Metodistas Libres que conocía apoyaban fuertemente un crecimiento monocultural de la iglesia basados en congregaciones exitosas y en el liderazgo. Pero muchos de mis amigos no encajaban en aquel molde monocultural (y por lo tanto, blanco). Yo no quería ser parte de una denominación donde me parecía que mis amigos y mi familia no estaban entre la gente que la iglesia deseaba alcanzar.

Soy una mujer blanca originaria del Medio Oeste, pero eso no significa que yo encaje en las iglesias monoculturales. Podría parecerme al objetivo demográfico, pero no lo soy.

Viéndolo de cerca. Mi corazón ama a muchas personas de muy diferentes orígenes culturales.  Por la bondad de Dios, soy amada por muchas personas de muy diferentes orígenes culturales. Mi corazón está lleno de colores que no encajan en una iglesia monocultural. Mi corazón se satisface con más diversidad, y mis ojos buscan esta diversidad. Mis oídos extrañarían no escuchar una gama de  melodías ligeramente diferentes.

A través de los años me he dado cuenta que hay mucha otra gente blanca –y afroamericana, asiático-americana y latinos—con un deseo similar de ser biculturales o multiculturales. Somos parte de nuestra propia cultura, pero además un poco (o un mucho) de otra. Nuestros oídos, mentes y espíritus se gozan conociendo a personas  de otras culturas.

Nos alegramos con otras personas biculturales o multiculturales que se sienten cómodas con lo que son y que nos pueden apreciar por ser quienes somos. Nos gusta aprender unos de los otros en toda nuestra maravillosa diversidad.

Más y más jóvenes de los Estados Unidos –y esperamos que de nuestras Iglesias- reflejan este hermoso cambio bicultural. Ojala que nosotros que somos de generaciones ya mayores apreciemos esto.

El Obispo Roller dice, “Deberíamos sentirnos incómodos en nuestra iglesia”

Cuando vemos nuestras congregaciones a nuestro derredor, vemos hermanos y hermanas que tienen apariencias diferentes, que palmean de forma diferente y que se mueven de modo diferente. Debemos tener metas diferentes cuando nos reunimos. (¿Estamos aquí para revisar el orden del día o para formar un equipo?) Debemos pensar de modo diferente y celebrar de muchas maneras.

A través de los años, nuestras Iglesias se han vuelto más diversas. He escuchado a un obispo llamar a los delegados a tomar en cuenta a personas calificadas, de diferentes orígenes étnicos  calificadas de manera que podamos tener el don de diversas voces en la mesa. Nuestra red con herencia Africana y  los metodistas Libres Latinos están aumentando.

El Obispo Roller habló directamente a los delegados de Florida en Español. Muchos de nuestros líderes nos ayudan a recordar que el 93 por ciento de nuestras iglesias no están en los Estados Unidos. Estas son algunas de las muchas pequeñas señales de que nosotros como familia de iglesias estamos comenzando a abrazar la diversidad de quienes somos.

¿Pero qué significa ser biculturales o multiculturales dentro de nuestras iglesias para ser cristianos del mundo?  Todo.

Cuando Jesús prometió enviar al Espíritu Santo (nuestra principal guía intercultural), Dijo a sus discípulos que ellos serían sus testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta lo último de la tierra (Hechos 1:8) No era opcional.

Un testigo es un testigo dondequiera que la persona esté. Una persona que ama interculturalmente, debe amar interculturalmente en casa y alrededor del mundo.

Si no amamos a las personas de otras culturas en donde vivimos, eso no cambiará  con un boleto de 2 mil dólares y un vuelo de 18 horas. Pero si nosotros estamos alcanzando de una cultura a otra aquí en nuestra casa, es una buena garantía de que amaremos a las personas alrededor del mundo.

La mayoría de los pastores en las Confraternidades Metodistas Libre urbanas — simplemente con alcanzar a sus vecinos- están realizando un ministerio intercultural. No es una coincidencia que muchos de esos pastores han servido en iglesias en el extranjero por medio de misiones de corto plazo. Su corazón abraza a las personas de muchas culturas y de muchos lugares.

Así sigamos siendo cristianos en el mundo. Empecemos por ser un poco más biculturales o multiculturales donde vivimos.

Ore para que el Espíritu Santo le guíe, junto con su grupo cercano y su congregación.

Considere ponerse en contacto con Jennifer Veldman en Misiones Mundiales Metodistas Libres jen4missions@gmail.com o (317) 946-0814 para más información acerca de entrenamiento misionero GO y para un plan estratégico para su iglesia.

DISCUSION EN GRUPO:

[1] ¿Qué estoy haciendo para ser más bicultural o multicultural?

[2] ¿Qué estamos haciendo como iglesia para ser más biculturales o multiculturales?

[3] ¿Qué tan biculturales son los niños y jóvenes en nuestra congregación?

[4] ¿Nos gusta interactuar con personas que son diferentes incluso cuando esto nos hace sentirnos incómodos?

[5] ¿Cómo puede nuestra iglesia local estar más conectada a la iglesia en todo el mundo?

Written By
More from Rose Brewer

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *