Lo Que es y lo Que Puede ser el Ministerio de Niños

Me encontraba en la Clínica Diamond de Dolores de Cabeza, de Chicago por dos semanas como paciente de una persistente migraña, consecuencia de una meningitis. Lo había intentado todo para cortar el ciclo del dolor, pero nada funcionó (ni funcionaría por 5 años y medio). Parte del programa era someterme/aprender biorretroalimentación donde se me había enseñado a disminuir mi dolor “pensando pensamientos correctos”. De modo que mientras estaba conectada a una computadora por pequeños cables conectados por toda mi cabeza. Podía ver los niveles de tensión de mi cabeza subir y bajar. Fue allí donde aprendí el poder de la Palabra.

Se me dijo que relajara diferentes partes de mi cuerpo, que pensara pensamientos felices, que imaginara que estaba en un lugar de relax. Luego el técnico me dejó sola para “practicar”. Intenté todas las sugerencias y vi en la computadora gráfica una pequeña disminución en mi tensión—pero no mucha. Luego comencé a pensar en la Escritura, Salmo 34, creo, y las líneas del aparato saltaron. Estaba disminuyendo mi tensión y relajando mi cabeza (aunque no sirvió de mucho para el dolor) por el poder de la Palabra de Dios. Es por eso que existe el Ministerio de Niños—para guiar a los niños a un Dios Salvador que vive y está activo en nuestras vidas el día de hoy. Es por eso que enseñamos a los niños la Escritura y les compartimos experiencias para ayudarles a atesorar estas palabras en sus corazones y mentes.

En la Conferencia General de 2019, los líderes del ministerio de niños, pastores, directores y maestros han recibido un asiento en la mesa. Juntos, nos reuniremos para discutir el discipulado, evangelismo y adoración a través de la lente del ministerio de niños del mismo modo que otros grupos de enfoque se están reuniendo para discutir los mismos conceptos. Esto me emociona porque, como tribu, creemos que los niños son importantes en el reino el día de hoy. No solo los preparamos para ser los directores algún día sino para que cambien el mundo de hoy. Los niños son parte de la iglesia, de modo que sus líderes y maestros deben ser parte de la Conferencia General.

Durante estos tres días de recesos, examinaremos la apariencia del ministerio típico de los niños—qué es—y luego imaginar lo que puede ser con una pequeña corrección de rumbo. Por ejemplo, ¿qué sucede cuando les enseñamos la Biblia como un todo y no en partes individuales? ¿Qué sucede cuando enviamos a nuestros niños a una sesión de oración para hacer la obra de la oración? ¿Qué sucede cuando se les enseña a los niños a escuchar al Espíritu en ellos y luego actuar? ¿Qué sucede cuando enseñamos a los niños cómo compartir su parte de la Historia de Dios con otros?

Durante nuestro tiempo juntos, escucharemos de un panel de líderes Metodistas Libres del ministerio de niños discutiendo estos tópicos, viendo videos cortos de ejemplos y experiencias de acercamiento creativo. Los participantes saldrán con ideas fáciles de implementar, planes de lecciones, conexiones, guías de oración y cantidad de estímulo. De igual manera, un nuevo currículo fundacional Metodista Libre será presentado para ser usado en iglesias de todos los tamaños y necesidades.

La iglesia de hoy incluye niños de hoy. Los niños son importantes para Jesús, y ellos son importantes en el reino—una voz, una iglesia.

More from Christie Kessinger

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *