Las Intercesoras Metodistas Libres de Moody

Sarah, la “Tía” Cooke llego a Chicago en 1868, e inmediatamente se involucró en el ministerio de D.L. Moody cuando el evangelista solo tenía 31 años de edad. Ella describió a Moody como un “diamante en bruto” que necesitaba unción divina y poder.

Durante una reunión de uno de los campamentos Metodistas Libres en el 1871, ella sintió un deseo intenso de orar por Moody. Junto con su amiga la Sra. W.R. Hawxhurst, Cooke empezó a orar para que Moody se llenara del poder del Espíritu Santo. Aunque Moody no estaba seguro de esta necesidad, él pidió que ambas mujeres se reunieran con él cada Viernes por la tarde, y empezaron a orar fervientemente.

El hambre de Moody por el poder del Espíritu aumentaba. El Viernes antes del Gran incendio de Chicago, Cooked testificaba que “ la agonía del Sr. Moody era tan grande que él se daba vueltas en el suelo y en medio de muchas lágrimas y gemidos clamó a Dios para ser bautizado con el Espíritu Santo y fuego”.

Al poco tiempo, Moody fue a Nueva York a recaudar fondos para la reparación del su iglesia que había sido destruida por el fuego. Mientras caminaba por la Calle Wall en la Ciudad de Nueva York, Moody fue tocado con poder. El recuerda cómo lloró, “ Por favor, Señor, ¡ya es suficiente!”.

Moody, el fundador del Instituto Bíblico Moody, testificó cómo fue el momento decisivo de su ministerio: “volví a predicar de nuevo, los sermones no eran diferentes; yo no presenté ninguna verdad nueva, pero cientos de personas se convirtieron.

Yo no podría volver a donde estaba antes de recibir esa bendita experiencia, aunque ganase todo el mundo.”

El legado duradero del ministerio de Moody está conectado a dos mujeres Metodistas Libres. Es posible que tú nunca leas otras historias sobre estas mujeres, pero el legado duradero es contado en gloria.

¿Quieres tener un legado duradero? ¡Sé un intercesor!

George Whitten es el editor de Devociones Valiosas, worthydevotions.com.

Written By
More from George Whitten

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *