Iglesias Saludables Requieren Trabajo en Equipo

Todos los pastores que conozco, yo incluido, desean tener una iglesia saludable, pero algunas veces sin proponérnoslo tomamos acciones que hacen que nuestras iglesias se enfermen. Esto es exactamente lo que discutiremos en nuestro grupo de enfoque de Iglesias Saludables en la Conferencia General de 2019. Sabemos que Dios quiere que cada pastor sea tan sano como sea posible en nuestra relación con Él y con otros, y Él quiere que la salud influya en la iglesia en la que servimos.

En GC19, hablaremos de muchos tópicos que están demasiado involucrados como para mencionarlos en este corto artículo. Pero un par de las ideas fundacionales que discutiremos incluyen cómo podemos ganar el derecho de ser escuchados y cómo podemos ser dadores de vida de modo que podamos producir las iglesias saludables que deseamos tener.

Como muchas de nuestras iglesias existían mucho tiempo antes que nosotros fuéramos llamados a ser sus pastores, es honroso, y prudente a la vez, que seamos respetuosos con aquellos que se han ido antes que nosotros, y con los que se unieron a la familia de la iglesia antes de que nosotros llegáramos. Es muy común que primero lleguemos a servir, pero confundimos nuestra autoridad de cadena de mando con la mucho más efectiva autoridad relacional que tardamos en ganar. En nuestro grupo de enfoque, discutiremos el plan perfecto de Dios para lograr que las cosas se hagan por medio de un equipo. La iglesia se mantiene unida exactamente como nuestros cuerpos, con células sanas en relación complementaria unas con otras de modo que puedan ayudarse en sus funciones unas con otras. Estos conectores complementarios son las relaciones que se disfrutan.

Si estas relaciones se rompen, la iglesia puede verse forzada a funcionar por medio de la autoridad de cadena de mando, que es difícil de mantener cuando hay tantos participando como voluntarios. La autoridad de cadena de mando funciona en muchas situaciones, pero no es tan eficiente ni divertida como las relaciones positivas. Si se rompe la cadena de mando, algunos acudirán a la fuerza bruta. Esto puede funcionar por un corto tiempo, pero finalmente es ineficiente y no es saludable, y los pastores que utilizan esta táctica eventualmente pierden. En GC19, discutiremos la manera de desarrollar una dinámica relacional positiva de modo que tú y tu pueblo puedan seguir en salud y con felicidad.

La segunda idea fundamental para el liderazgo pastoral saludable es entender en qué consiste dar vida. El liderazgo dador de vida es un poderoso conducto del Espíritu Santo, y nos energiza para ministrar la Palabra de Dios de tal manera que infunde vida. Es Cristo en nosotros quien nos hace una nueva creación, renueva nuestras mentes, y construye una justicia de bondad. Él nos ofrece libertad en nuestros espíritus y un gozo inenarrable. Alcanzar la bondad auténtica es una empresa guiada por el Espíritu y los pastores exitosos lo reconocen y saben cómo estimularla.

Estas son solo dos ideas que discutiremos para ayudar a incrementar la salud de tu iglesia. El Pastor principal de la iglesia River, Jeff Baxter y yo dirigiremos las discusiones y estamos 100 por ciento comprometidos al establecimiento divino de la iglesia local así como a tu llamamiento a la iglesia. Con esa presuposición, haremos todo lo que sea necesario para abrir la puerta de modo que tú también puedas tener una experiencia profundamente satisfactoria en el ministerio pastoral en el ambiente de una iglesia saludable.

Ted Haggard es el pastor fundador de la iglesia Saint James (Santo Santiago) en Colorado Springs, Colorado, y el líder del grupo de enfoque de la Iglesia Saludable en la Conferencia General de 2019 (gc19.org).

Written By
More from Ted Haggard

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *