Haciendo una Antigua Pregunta: Grupos Pequeños Wesleyanos en Seattle Pacific

“¿Cómo está tu alma? Es una pregunta justa, una buena pregunta, una pregunta que alguna vez tuvo un lugar común en los colegios e iglesias Metodistas Libres.

Pero en estos días es una pregunta que casi nadie hace ─ excepto en la Universidad Seattle Pacific (SPU, por sus siglas en Inglés). Durante los últimos dos años, SPU requiere que los recién ingresados participen en grupos pequeños a la usanza de las reuniones de clase de los Wesleyanos del siglo 18, en las cuales los participantes podían encontrarse una vez a la semana para preguntarse unos a otros acerca del estado de sus almas. La meta de estas reuniones de clase era “ser transformados por la gracia de Dios,” explica Kevin Watson, anteriormente un profesor asistente de teología histórica y estudios Wesleyanos en la SPU y autor de “The Class Meeting: Reclaiming a Forgotten (and Essential) Small Group Experience (La Reunión de Clase: Recuperando una Olvidada (y Esencial) Experiencia de Grupo Pequeño)”.

Los grupos pequeños de la SPU son la esencia de un programa llamado SoulCare (Cuidado del Alma), que está en su tercer año. “Estos grupos pequeños Wesleyanos son una parte significativa de nuestra herencia Wesleyana aquí en Seattle Pacific,” dice la Directora de SoulCare, Celeste Cranston, presbítero Metodista Libre. “Como seguidores de Jesús, estamos cultivando intencionalmente espacio seguro ─ espacio sagrado ─ en nuestro campus para que nuestros estudiantes crezcan en su camino Cristiano”.

En sus primeros dos años, SoulCare vio a más de 1,200 recién ingresados participar en 210 grupos pequeños Wesleyanos, y esos grupos han llevado mucho fruto.

“Las estimulantes discusiones centradas en Cristo que tuvimos con el líder de mi grupo pequeño me atrajeron más cerca de Dios y me inspiraron a alcanzar a los estudiantes que ingresaron el año siguiente,” dice Krista Love Matro, una participante en la primavera de 2018.

Los grupos pequeños Wesleyanos enfocados en la formación Cristiana y el discipulado, exponen a los estudiantes la comunidad Cristiana y facilitan el crecimiento en conocimiento y amor a sí mismos, a su prójimo y a Dios. Los participantes se reúnen una vez a la semana bajo el liderazgo de un moderador entrenado para hacer y responder a la pregunta, “¿Cómo está tu alma?”.

“Se trata de qué está pasando en lo más profundo de mí, de cómo Dios está transformando mi vida”, dice el profesor de estudios del Nuevo Testamento, David Nienhuis, director del programa de Fondos Universitarios en la Escuela de Teología de SPU, de la cual forma parte SoulCare. “Cuando pensamos acerca del alma no sólo estamos pensando acerca de nuestro día a día, estamos pensando acerca del yo profundo, del yo real, del yo que de algún modo está ante Dios”.

SoulCare ha probado ser tan enriquecedor para el grupo de líderes como para los participantes. Los moderadores son entrenados por un equipo de mentores del Seminario Seattle Pacific y por Cranston y por Kara Gray, Profesora Asociada de Física, desde dinámicas de grupos pequeños hasta el desarrollo de la fe y competencias culturales.

“Parte de nuestra meta es ser una agradable presencia para los estudiantes, proveer un espacio donde ellos puedan hablar acerca de su fe de una manera práctica, y relacionarla con sus vidas cotidianas, dice Miguel Escobar líder del grupo pequeño del seminario.

“Ser líder de un grupo pequeño Wesleyano me movió en mi relación con Dios,” dice Melissa Wood, “porque realmente tenía que depender de Él para guiar y compartir. El liderazgo de SoulCare es menos acerca de ser un “líder” en el sentido tradicional, y más acerca de la oportunidad de ser parte de algo auténtico. La vulnerabilidad que se da en estos grupos crea un lugar donde a cada uno le es permitido ser su yo más verdadero en el contexto de la comunidad Cristiana”.

Debido a que SPU recibe a estudiantes de diversas culturas, religiones y antecedentes socioeconómicos, estos grupos pequeños reflejan esta diversidad.

“Con frecuencia pertenecer precede a creer,” dice Cranston: “de manera que es esencial que cada grupo sea un lugar de cálida hospitalidad Cristiana. Esto provee un contexto rico para que las verdaderas buenas nuevas del amor de Dios sean compartidas”.

Kathy Henning es directora de Comunicaciones académicas y de recaudación de fondos de la Universidad Seattle Pacific.

Written By
More from Kathy Henning

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *