Haciendo lo que Puedo

“Ella hizo lo que pudo. Ungió mi cuerpo de antemano, preparándolo para la sepultura”. (Marcos 14:8).

Durante la Segunda Guerra Mundial, muchos alemanes escuchaban gritos provenientes de los trenes que pasaban, miraban el ondulante humo de los hornos de los campos de concentración cercanos, y de alguna manera conti-nuaban con sus vidas.

A menos de dos km. de nuestra Iglesia Metodista Libre, una clínica ha realizado por lo menos 160,000 abortos (muchos de ellos en las últimas etapas). Nuestra iglesia intercede incansablemente por los empleados y clientes.

La sangre inocente demandaba una respuesta grande. Visité la clínica y ofrecí mis servicios como capellán. Unimos esfuerzos. Oramos por las necesidades de los empleados y pedimos que la sangre de Jesús cubriera cada pulgada de esa clínica. Empezó una relación que me permitió servir como apoyo de oración y amigo para los empleados.

Me imagino la gran nube de testigos, la sangre de los que no llegaron a nacer, y la sangre de Cristo — el primogénito de toda la creación — unidos en una sinfonía de intercesión inconquistable. Dios ha contestado las oraciones más allá de lo que pudiéramos pedir o imaginar.

Los trabajadores de la clínica de abortos y yo compartimos la necesidad de conocer a Jesucristo. “Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

El mandato de Jesús de ir y hacer discípulos a todas las naciones (Mateo 28:18–20) incluye campos de concentración y clínicas de abortos.

La mujer en Marcos 14 (identificada como María en Juan 12:3) hizo lo que pudo con un artículo de valor disponible para ella. ¿Que tenemos de valor? Aunque no tendremos el honor de preparar el cuerpo de Jesús para su sepultura, podemos prepararnos para su regreso.

Hay oraciones que hacer e invitaciones que repartir. Entre-guemos a El lo que tenemos de valor. Invitemos a todos al banquete de las bodas (Mateo 22: 8–10). En cada lugar, ¡hagamos lo que podamos!

El nombre del autor se ha ocultado para proteger su ministerio.

PASAJES BIBLICOS:

Marcos 14:8
Lucas 19:10
Mateo 28:18–20
Juan 12:3
Mateo 22:8–10

Written By
More from

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *