Esta Navidad Prueba con Productos Provenientes de Jesús

¡Atención todos! Respiremos profundo por un momento y confesemos: noviembre no es nuestro mejor mes. Octubre no ayuda llenándonos con dulces, especias para calabaza, noviembre surge lleno de la esperanza de celebrar a los santos. Luego, los votos de las elecciones son contados, lo que desemboca en fiestas o lamentos. Hay una explosión de saludable gratitud en torno a Acción de Gracias, y luego se empapa con el consumo de los anuncios y saldos del Viernes Negro. Ahora que diciembre ha llegado, esperemos que la mayoría de nosotros reconozcamos la necesidad de nuestro Salvador – lo que pudiera ser verdaderamente una gran introducción para la temporada de Adviento.

El Adviento es un gran tiempo para recordar que así como toda la creación esperó el nacimiento de nuestro Salvador, el cosmos continúa anhelando el fruto del nacimiento de la Nueva Creación. Las cosas que he mencionado ya son pequeñas en comparación con el sufrimiento, el quebranto y las cosas que atan a tanta gente y lugares hoy en día. Nuestro mundo parece entusiasmarse tanto sobre una ganga de los artículos más calientes de la temporada cuando, en realidad, hay necesidades más profundas de libertad y restauración que continúan siendo ignoradas y sin realizar. Hay una sed que solamente se puede apagar con el amor proveniente de Jesús, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio.

La frase clave es “proveniente de Jesús”. Estas no son cosas malas por naturaleza. Obviamente, nos encantaría tener un mundo donde más personas pudieran tratar de ser amables. Un mundo lleno de cantidades más grandes de gozo pondría una sonrisa en muchos rostros. La paz es necesaria en tantas áreas y hogares llenos de conflicto. Ustedes captan la idea antes de que yo termine la lista – todas estas son cosas buenas. Pero Pablo no estaba proclamando estas cosas como una “lista deseable de atributos de carácter”. Él no estaba tratando de animar a los ciudadanos a formar una sociedad más amable.

Pablo declara antes en Gálatas 3:26-27 “Así que, todos son hijos de Dios por medio de la fe en Cristo Jesús. Porque todos los que fueron bautizados en Cristo se han revestido de Cristo”. Los siguientes capítulos continúan describiendo y dan más razón para lo que está haciendo Dios. “Dios envió el Espíritu de Su Hijo a nuestros corazones” (Gálatas 4:6).

Imagina plantar un gigante huerto de fruta lleno de semillas. Pasarían meses preparando el huerto, cultivando la tierra, plantando las semillas. A veces se lleva meses y hasta años después antes que la fruta empiece a llegar. Sería una tontería detenerse y declarar, “¡Guau!, estoy feliz de haber traído toda esta fruta a la existencia”, y luego alejarte. La idea de cultivar fruta, en nuestro caso, es que el mundo pueda probar y ver la bondad de Dios y la vida de la Nueva Creación que se encuentra en Jesús hecha posible por el don del Espíritu Santo.

¿Por qué la Mansedumbre?
Tomemos solamente una fruta como ejemplo para ayudarnos a apreciar cómo revela a Jesús cada sabor único de la fruta del Espíritu de maneras en las cuales nuestro mundo está sediento. Hay una que puede no ser tan obvia: la mansedumbre. Puede que ustedes hayan visto el desafío de los golden retrievers, llamado “el desafío del huevo del golden retriever”, que fue popular este año en los medios sociales. Alguien estaba tratando de comprobar qué tan suave es la boca de un golden retriever mostrando un video de un perro deteniendo un huevo crudo en su hocico. En respuesta, personas de todas partes trataban de probar qué tan mansos son sus propios perros (de todas las razas) poniendo huevos crudos dentro de sus hocicos. Obviamente, aquí hay implicaciones sobre la salud, pero el punto es que aun los animales pueden ser descritos por su “mansedumbre”, a veces (aparte de todos los perros que simplemente terminaron comiéndose el huevo crudo o jugando con él – para desaliento de sus dueños).

Lo positivo sobre la mansedumbre es que parece que cualquiera puede ser manso. No requiere una fuerza increíble, tampoco una debilidad increíble. Nosotros tenemos un video de nuestra hija de 2 años, Addison, sosteniendo a su hermanita recién nacida. Era increíblemente suave con ella, alzándola con amor mientras se agachaba para besar su cara. Esta es la reacción que la mayoría de las personas tendrían cuando sostienen a un bebé. El sentido es que algo aquí en tus brazos es increíblemente precioso y digno de ser tierno a propósito. Aquí hay algo que puede herirse fácilmente, así que vale la pena preocuparnos por nuestras acciones, cómo hablamos y cómo dirigimos nuestra energía.

La mansedumbre es solamente uno de los muchos suculentos frutos del Espíritu Santo para la gente que está viva con la vida de Jesús. La mansedumbre significa usar nuestras habilidades físicas y verbales para comunicar que esta persona y este momento son preciosos y valiosos para Dios. ¿No te parece que eso describe la mayor parte de lo que viene a la mente cuando piensas sobre la vida y las palabras de Jesucristo?

Dios Con Nosotros
Nosotros no esperamos que llevar el fruto del Espíritu sea simplemente para demostrar que tenemos esos rasgos del carácter. No se trata de convertirse en personas o familias llenas de dicho fruto sólo por el bien del fruto. Se trata de llevar el fruto del Espíritu para que el mismo fruto revele, proclame y establezca el reino de Dios completamente presente aquí y ahora. Se trata de creer cuando esto sucede, que Cristo está aquí – no solo en inspiración o figurativamente, sino de manera literal. Por el poder misterioso del Espíritu Santo, el increíble nacimiento virginal nace de nuevo por medio de nuestras vidas. Esto no es meramente celebrando la Navidad, sino ofreciéndonos a nosotros mismos para ser aquellos por medio de quienes Dios se convierte en “Emmanuel” en nuestro mundo hoy.

Chadwick “Wick” Anderson tiene un Bachiller en ministerio de jóvenes de la Universidad Nazarena Olivet y una Maestría en Divinidad del Seminario Wesley. Actualmente está en sus últimos meses como pastor de vida familiar para la Iglesia Metodista Libre Moundford en Decatur, Illinois. Él se está preparando para servir de tiempo completo con su esposa, Sarah, y sus cuatro hijos como misioneros en Gyor, Hungría, por medio de las Misiones Mundiales Metodista Libres. Elles creen en el poder de los corazones y hogares abiertos, y tú puedes descubrir más o unirte a su equipo de apoyo en andersonfamily6.com.

More from Por Chadwick “Wick” Anderson

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *