Esperando la Orden de la Estrella

La película “Toy Story” presenta héroes de juguete que no tienen miedo. Uno es Buzz Lightyear, comandante estrella galáctico.

En la primera película, el llega empacado en su caja, nuevo, con la creencia de que de hecho viene del espacio y es no solo un juguete. Woody es otro héroe de juguete, es alguien que se actualiza. Reconoce que no es más que un juguete, y conoce su lugar en el mundo: ser lo más fiel que se pueda. Cuando Woody trata de hablar con Buzz para que reconozca que solo es un juguete, Buzz le dice con impaciencia: “Y tú, amigo, ¡Eres el responsable de estorbar mi misión de parte del Comando de la Estrella!”

Woody solo quería que Buzz reconociera la realidad. Buzz estaba convencido de que había algo más en la vida que él había recibido, y estaba listo para dejarla.

Hace unos años, un grupo de personas en California escuchó una historia emocionante tejida por el líder carismático Marshall Applewhite. El les prometió un vuelo espacial en la cola del Cometa Hale-Bopp, mismo que levantaría a los creyentes fieles, llevándolos fuera de la superficie de la tierra. Mientras esperaban juntos, el líder invento todavía una historia más: La manera de ser transportados de manera instantánea a la nave espacial era de que cada uno de ellos se quitara su propia vida antes de que la nave estuviera fuera del alcance. Los 38 seguidores, aparentemente se suicidaron con la esperanza de algo mejor. Cada uno de ellos llevaba un parche que decía: “Equipo rumbo a la Puerta del Cielo”, una de las muchas referencias usadas por el grupo. Desafortunadamente, su esperanza estaba en las palabras de un demente, no del capital del Enterprise.

El pueblo de Israel había recibido una promesa: “Porque nos es nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz” (Isaías 9:6). Esa es una gran orden de profecía. El pueblo esperó con varios niveles de paciencia por alrededor de 700 años para ver cumplida esa promesa en el nacimiento de Jesús.

Los primeros cristianos recibieron una promesa: “Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse” (Hechos 1:11). Algunos de ellos eran dados a detenerse y esperar. Ellos querían subir a los techos y esperar que el Mesías apareciera en las nubes una vez más. Posiblemente para ellos era muy difícil reconciliar su fe con el mundo que les rodeaba. Jesús los había redimido, y ellos estaban listos para cobrar su herencia.

Tanto 1 como 2 de Tesalonicenses contienen el tema de la escatologia, el studio del fin. Estos libros mencionan el regreso de Cristo desde el principio con mucha discusión en el contexto de la espera de su retorno.

Pero en lugar de un escapismo, 1 y 2 de Tesalonicenses llaman a los lectores al activismo: que sean santos (1 Tesalonicenses 3:13, 4:4-7). “Que se amen unos a otros” (1 Tesalonicenses 4:9). “Trabajen con sus manos” (1 Tesalonicenses 4:11).  Mantenerse alerta y en su juicio (1 Tesalonicenses 5:6). Seguir firmes y mantenerse fieles (2 Tesalonicenses 2:15. “No cansarse de hacer el bien” (2 Tesalonicenses 3:13).

Los libros ofrecen una ruptura decisiva en la realidad, no fuera de él. Agarran las abstracciones de la fe y tirar de ellos hacia abajo a la tierra para el buen uso y el uso eterna.

Buzz Lightyear, los miembros de la Puerta del Cielo y de algunos de los primeros cristianos tenían algo en común: estaban dispuestos a dejar que alguien viga para arriba. Sus creencias les condujo a un deseo de irse y no quedarse. Pero la Biblia nos llama a no alejarse de este mundo antes de irnos. Más bien se nos desafía a estar presente y activo, mientras nos quedamos.

Jason Paul Johnston es un músico, pastor ordenado de la Iglesia Metodista Libre y profesor en la Academia Cristiano Oakdale, de Jackson, Kentucky.

DISCUSION DE GRUPO:

[1] Lee Isaias 9:1-7. Enfocate en el vers. 6. ¿Cómo se cumple en Cristo cada uno de sus nombres?

[2] Lee 1 Tesalonicenses 4:1-5:11 (o todo el libro si tienes tiempo). Escribe las instrucciones directas que se dan. ¿Cómo combaten estas órdenes todo el concepto del escapismo? ¿Cómo esperamos bíblicamente?

More from Jason Paul Johnston

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *