En el Desierto

Un águila calva voló majestuosamente en lo alto cuando yo salía de mi casa para cumplir un día de ministerio. Seguí el camino de grava hasta un manantial con truchas donde cada verano llevamos a cabo servicios bautismales, pasé frente a los hogares de persona que asisten a la iglesia, y de familias a las cuales hemos tratado de alcanzar con el evangelio de Jesucristo.

Juan el Bautista también preparó los corazones de las personas para que confiaran en Cristo. Observa el lugar en el que él ministró: “Así se presentó Juan, bautizando en el desierto y predicando el bautismo de arrepentimiento para el perdón de pecados. Toda la gente de la región de Judea y de la ciudad de Jerusalén acudía a él. Cuando confesaban sus pecados él los bautizaba en el río Jordán” (Marcos 1:4-5).

Juan el Bautista ministró a la gente en el desierto, un área de escasa población. Multitudes rurales se reunían para escuchar su mensaje y muchos más venían de las áreas urbanas, (como Jerusalén) para escuchar lo que él tenía qué decir. Las vidas fueron transformadas cuando Juan predicó el arrepentimiento.

Muchas iglesias rurales tienen ministerios efectivos y en expansión en sus comunidades en el desierto (Isaías 43:18-21).

Cristo dijo a sus discípulos: “La cosecha es abundante, pero son pocos los obreros. Pídanle, por tanto al Señor de la cosecha que envíe obreros a su campo” (Mateo 9:37-38).

A través de los años ha habido un cambio demográfico, la población se concentra en las ciudades, y más obreros se necesitan allí. Las áreas rurales, con las mismas necesidades espirituales, también permanecen como parte del campo de cosecha de Dios y desesperadamente necesitan obreros.

¿A cuál parte de su campo de cosecha Dios te está llamando?

PASAJES BÍBLICOS:

Marcos 1:4-5
Isaías 43:18-21
Mateo 9:37-38

Mike Hopper está en su 18º año como pastor de la IML de Fillmore, Minnesota, una población con 75 habitantes. El número de personas en Fillmore aumenta a más del doble cada domingo en la mañana cuando los Metodistas Libres se reúnen a adorar.

Written By
More from Mike Hopper

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *