El Desarrollo Espiritual Enfatiza la Oración

Con frecuencia la oración es identificada sólo como una de las varias disciplinas espirituales. Pero ese no es el caso. Es verdad que la oración involucra disciplina, pero es una categoría en sí misma. La oración es una interacción íntima con Él en lo que Jesús llamó lo que era necesario (Lucas 10:41-42). Además, Su deseo de que la iglesia se convirtiera en “casa de oración” apasionaba a Jesús como nada más. ¿Cómo vamos a elevar a la oración al primer lugar en nuestras iglesias, en las prioridades y práctica de nuestro pueblo, y en los métodos estratégicos de nuestros ministerios? Proveer respuestas prácticas a esta pregunta multifacética es la meta del grupo de enfoque de Desarrollo Espiritual en la Conferencia General de 2019.

El plan de nuestro juego es el de movernos en un proceso de tres puntos: 1) Enseñanza motivacional para cambiar el paradigma respecto de la oración de pasiva a compañerismo performativo, 2) testimonios de practicantes que compartan ideas y actividades que pueden servir como catalíticos para la motivación y el pensamiento creativo, y 3) el uso de una herramienta de evaluación para crear planes de acción para hacer que la oración vuelva a ser el centro de todas las cosas.

Desempaquemos cada una de estas sesiones en un poco de más detalle: En la sesión 1 (“La Oración, lo más Necesario Para el Hacedor de Discípulos”), mostraremos la correlación directa entre la comunión diaria de Jesús con Su Padre celestial, y Sus ministerios increíblemente efectivos de la enseñanza, la sanidad y la liberación. Indudablemente, eso fue lo que los discípulos observaron y por qué “enséñanos a orar” fue la única petición instruccional que jamás hubieran hecho. Seguir a Jesús y hacer discípulos que sigan a Jesús requiere un enfoque prioritario en el desarrollo de personas que oran con resultados similares a los del ministerio de Jesús. La oración con esa clase de resultados requiere un énfasis primario sobre cómo orar con poder.

Sesión 2 (“´La Casa de Oración´ y El Evangelismo”) comienza con la asunción de que hacer discípulos y el evangelismo pueden y deben simplificarse en torno al mandamiento misional que Jesús dio a sus discípulos en el momento de enviarlos: predicar el reino, sanar a los enfermos, resucitar a los muertos, limpiar a los leproso, y echar fuera demonios (Mateo 10:8). Por tanto, la estrategia evangelística de la iglesia debe enfatizarse en enviar personas compasivas que usen resueltamente el poder y los dones dados por el Espíritu con la intención de demostrar el amor de Dios y Su gracia transformadora. Numerosos presentadores compartirán testimonios sobre cómo la iglesia puede hacer justamente eso.

Finalmente, en la Sesión 3: (“La Oración en Privado y en Público: La Sinergia Final”), descubriremos cómo la fuente de la misericordia de Dios que fluye hacia el mundo por medio de la iglesia se encuentra en la increíble sinergia entre la adoración y la oración en la vida privada de un discípulo y las reuniones públicas de la iglesia. El moderador Brett Heintzman introducirá una herramienta de reorientación comprehensiva que servirá a las iglesias a ajustar sus enfoques al discipulado, el evangelismo y la adoración para centrarse en la oración, y luego guiará al grupo por medio de la utilización de la herramienta como un ejercicio final para ayudar a los participantes a desarrollar la etapa inicial de un plan viable de acción.

En resumen, nuestra meta es ayudar a la iglesia a tomar en serio, y tener éxito en su función de acuerdo a lo dicho por Jesús de que la oración es lo más necesario.

Doug y Margie Newton son vicedirectores del Ministerio Nacional de Oración de la Iglesia Metodista Libre – USA, y líderes del grupo de enfoque de Desarrollo Espiritual en la Conferencia General de 2019 (gc19.org).

More from Doug y Margie Newton

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *