Educando a Futuros Líderes

En medio de las montañas del medio rural de Kentucky, la Academia Cristiana Oakdale desarrolla líderes jóvenes de alrededor del mundo.

El internado Metodista Libre, con 92 años de haber sido fundado sirve a estudiantes de secundaria y preparatoria de lugares tan disímiles como la parte sur de Chicago, Corea, Etiopía, y el medio rural que lo rodea, en Kentucky.

Muchas familias prefieren la escuela, que es totalmente acreditada por su reputación académica, que llena un 80% de los requerimientos de un colegio.

“Tenemos un programa muy riguroso. Los estudiantes que desean invertir el tiempo y el trabajo duro se pueden beneficiar realmente”, dice Dan Fisher, el presidente de la escuela desde el año 2001.

Los estudiantes nuevos pueden no estar acostumbrados a los retos del programa que se encuentran cuando llegan a Oakdale. Con grupos pequeños y maestros dedicados, sin embargo, los estudiantes pueden alcanzar puntos académicos que antes no lograron.

Comunidad

Oakdale no es solo un lugar para el desarrollo intelectual, la formación espiritual se da también en la escuela con una misión que incluye ser “una comunidad cuyo centro es Cristo”.

Para el Profesor Jason Johnston, las fortalezas de Oakdale se reflejaron cuando uno de sus estudiantes aceptó a Jesucristo la noche antes de la graduación Johnston dice que Oakdale le dio al joven el tiempo que necesitaba para procesar su pensamiento acerca de Jesús en el tiempo adecuado, y llegar a la decisión él solo, y no sentir que estaba siendo forzado a hacerlo solo porque estaba inscrito en una escuela cristiana”.

Fisher y Johnston no interactúan con los estudiantes solamente en el salón de clases. Como la mayoría de los empleados, ellos viven dentro del campus.

La familia Johnston vive en un dormitorio para señoritas en el que la esposa de Johnston, Melissa, supervisa a las residentes.

“Nuestra vida en Oakdale es un ministerio, Vivimos con la gente a la que enseñamos y con la que come-mos”, dice Johnston.

A diferencia de otros internados, Oakdale no se limita a las familias que pueden pagar la academia, cuarto y comida. La escuela proporciona una ayuda financiera al 80% de los estudiantes.

“Nosotros proporcionamos este ministerio a estudiantes aunque sus familias no lo puedan pagar”, dice Fisher. “En algunos casos eso significa que vendrá un estudiante y que la escuela recibirá muy poco del dinero de su familia, lo que para ellos es un beneficio”.

Sostenimiento

Este manejo de la educación significa que Oakdale no puede depender solo de las familias de los estudiantes para su estabilidad financiera. Como escribió el finado líder del campus, C.E. Odermann en 1987. Oakdale “necesita dinero para operar un programa de calidad para la gloria de Dios”.

Junto con el subsidio a la educación de los jóvenes, Oakdale está reuniendo recursos económicos para hacer mejoras en sus instalaciones entre las que se cuenta un nuevo dormitorio para jovencitas, un dormitorio para jóvenes, ampliado y renovado, y una nueva puerta de entrada para el Salón Anderson.

Oakdale se basa en la generosidad partidarios de continuar con su objetivo de graduarse en los líderes del futuro “, una cualidad del carácter de respeto por uno mismo, los demás y la vida en común en el servicio a los demás, la nación y el mundo.”

Visita oakdalechristian.org/give dar para contribuir.

Ir a oakdalechristian.org/give para aprender más acerca de Oakdale.

 

 

Written By
More from

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *