Donde está la Palanca de los Frenos de la Generación Sandwich?

Los visitantes quieren pasear en los icónicos tranvías que suben y bajan por las calles de San Francisco “La Ciudad de la Bahía”. Durante la temporada alta del turismo, estos carruajes sin caballos van llenos mientras hacen el recorrido por lugares tan famosos como el Puente Golden Gate y el Fisherman Wharf.

Pero con frecuencia  me pongo a pensar  si las personas que pasean en estos tranvías están conscientes del sistema de frenos. Se capta un olor. Una pieza de madera oprime el riel. El conductor jala la palanca del freno para detener el tranvía y permitir que los pasajeros bajen y otros nuevos aborden.

El aroma de madera quemada siempre me intranquiliza. Mientras el tranvía se desliza por los rieles, la presión de un aditamento mecánico fuerza el bloque de madera contra los rieles creando fricción para detener el tranvía  haciendo  que se detenga suavemente. Se parece mucho al freno de los vagones tirados por caballos.

Mi esposa y yo nos encontramos aferrados al sistema de frenos de la vida no hace muchos años atrás. Nuestros hijos crecían demasiado rápido. Nuestros padres tenían cada vez más necesidades  Luego los nietos se integraron al cuadro consumiendo grandes cantidades de tiempo (aunque el tiempo con ellos casi no se siente). Nos sentíamos totalmente incapacitados para enfrentarnos a los muchos problemas que nos agobiaban. Nos veíamos en el centro mismo de la generación sándwich.

Es una realidad asombrosa descubrir que tus padres han envejecido, y que puede ser que tu también. Una mañana  escuché a mi esposa sin que se diera cuenta cuando reía al prepararse para ir al salón de belleza. Le dije: “Que es lo que te da tanta risa?” Ella me respondió: “Me parezco a la abuela”.

Hemos llegado ya a los 60 años, reconocemos que la mayor parte de los mejores años ya han quedado atrás. Nos guste o no, las decisiones que yo tomo el día de hoy tendrán mas que ver  con lo que queda atrás cuando yo me haya ido. Todas las piezas decorativas que mostramos tan orgullosamente. Las veo y pienso quien de los miembros de mi familia tendría interés en guardarlas, o si simplemente terminarán siendo vendidas en una venta de garaje.

Desde hace casi  30 años mi esposa y yo hemos cuidado niños, abuelos, padres y nietos. Ahora estamos alarmados al estar a punto de llegar a la categoría de los que necesitan ser atendidos en lugar de ser los que proporcionan los cuidados. Ambos estamos  relativamente en  buena salud, pero una apoplejía o una enfermedad muy severa puede cambiar rápidamente ese cuadro. Podremos atendernos el uno al otro? Tendremos qué depender de nuestras hijas y sus esposos? Habrá suficiente dinero para sostenernos si viviéramos 20 o 30 años mas? Qué clase de servicios médicos podremos usar en el futuro? Tendremos la capacidad para hacerlo?

Quien Cuida  a Quien?

Hay estudios que han demostrado que muchas personas que se jubilan a los 65 años no tienen más de $250 en su cuenta de banco. Esas mismas personas  tienen probabilidades de vivir unos 17 años o más pero  nadie desea ser una carga para la familia.

Considera con mucho cuidado tu situación financiera. Cuantos años permitirán tus finanzas llegar a tu jubilación?  Tienes necesidad de seguir viviendo en esa casa grande?  Puede traerme recuerdos de tiempos ya pasados, de hijos y nietos, pero sigue siendo grande algo práctico? Debes irte a un departamento pequeño, con un buen servicio de mantenimiento? Irte a vivir en casa de uno de tus hijos y su familia puede parecerte atractivo, pero qué tan realista es? A menos que lleves una relación excepcionalmente buena con todos ellos, puedes convertirte rápidamente en un huésped no grato.

Si te encuentras en una de las capas de las generaciones sandwich puede parecerte algo muy humilde. Mi esposa y yo hemos sido la parte media del sándwich ya por tanto tiempo—cuidando a todos los demás—que no estoy tan seguro de saber cómo funcionar en el papel de recibir cuidado.

A la vez que la generación sandwich siente la presión de ayudar a los padres ancianos, las evidencias sugieren que los ancianos con frecuencia ayudan a sus hijos adultos financieramente. Una encuesta de Louis Harris descubrió  que 45 por ciento de la gente que llega a los 65 años o mas ayudan a sus hijos y nietos con dinero, reconociendo que los padres de edad avanzada generalmente no desean depender de los recursos financieros de sus hijos. Aunque el gobierno está siendo presionado para ayudar más a los ancianos, las familias prefieren preocuparse por sus propios padres.

Según la revista SmartMoney, de cada 100 personas de 65 años de edad:

  • 34 ya han fallecido
  • 54 no tienen dinero
  • Cinco siguen trabajando
  • Cuatro son financieramente independientes
  • Uno es rico

Siéntate con tu familia a discutir las eventualidades de tu vida. Si no has discutido estos temas, o planeado para tus años dorados, te veras en situación de pánico, buscando rápidamente la palanca de los frenos.

Chuck Roots es el pastor titular de la IML de Ripon (California), él es capellán retirado de la Marina (Navy), y autor de “La Generación Sandwich: Hijos Adultos que Cuidan a Padres Ancianos”. Para más información sobre Chuck visita chuckroots.com

DISCUSION:

[1]  Has desarrollado un plan financiero para tus anos maduros?

[2]  Que tipo de seguro medico tienes?

[3]  Participas rutinariamente del ejercicio físico?

 

Written By
More from Chuck Roots

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *