Discipulado Semana 4: “Súper-dimensionando” el Compartir

John D. Rockefeller, uno de los hombres más ricos de todos los tiempos, con frecuencia era cuestionado, “¿Cuánto dinero es suficiente dinero?” Él contestaba, “Sólo un poco más.”

Los Americanos hemos tenido cosas “súper-dimensionadas” hasta el punto donde hemos perdido la perspectiva. Incluso para los cristianos, lo que comenzó como un piadoso trabajo ético puede convertirse en una trampa de mantenerse al parejo con los vecinos. El núcleo del materialismo es el egoísmo. Lo que algunas personas ven como necesidad, para otras es un exceso. El retroceso económico reciente ha forzado a muchos de nosotros a cuestionarnos: ¿Qué es realmente importante? ¿Qué necesito?

Los creyentes, debemos reflejar lo que la Palabra de Dios dice acerca de nuestras propias necesidades, tanto como de las necesidades de otros. Primero, Jesús nos dijo que no nos preocupásemos acerca de los que comeremos, beberemos o vestiremos (Mateo 6:31-33). Luego, nos pidió que ayudásemos a los que se hallan en necesidad, “Más bien, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos. Entonces serás dichoso, pues aunque ellos no tienen con qué recompensarte, serás recompensado en la resurrección de los justos” (Lucas 14:13-14).

La mayoría de nosotros gustamos ir a comer a nuestro restaurante favorito con nuestros compañeros. Preferimos no pensar en el 28 por ciento de los discapacitados que viven en pobreza en los Estados Unidos mientras el rango de pobreza en la población en general es del 12.5 por ciento, de acuerdo a la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Las enseñanzas de Jesús en Lucas 14 fueron radicales y revolucionarias para Su día. Él revierte nuestro sistema de valores humano y nos llama a vivir la vida “súper-dimensionada” en generosidad. Uno de los modelos que Joni and Friends recomienda a las iglesias es el banquete de Lucas 14. Puede ser de gran alcance para la comunidad discapacitada y construir relaciones entre aquellos que están en necesidad y la familia de la iglesia. O puedes simplemente invitar a familias afectadas con discapacidad para una comida familiar. Como lo promete Jesús, tú serás bendecido.

El egoísmo crea codicia y ansiedad. Estar conforme produce hospitalidad, satisfacción y paz. Dios nos hace servirle a Él y a los demás – no a nosotros mismos.

Steve Bundy, es vice presidente de Joni y Amigos, supervisa el Instituto Cristiano para Discapacitados y Alcance Internacional. Este artículo fue tomado del Capítulo 9, “Tengo Algunas Preguntas Acerca del Sueño Americano”, del libro “La Vida en la Balanza: Respuestas Bíblicas para los Temas de Nuestro Día” de Joni Eareckson Tada y amigos.

PARA DISCUSIÓN EN GRUPO:

[1] ¿Cuáles son algunos otros versículos que tratan el tema de la codicia y el materialismo?

[2] ¿Cómo se ve la hospitalidad Cristiana frente a la cultura actual?

Written By
More from STEVE BUNDY

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *