Discipulado Semana 3: ¿Se te Terminó el Pan?

¿Has experimentado alguna vez que alguien ha venido a ti con una necesidad y tú no estás seguro qué decir o hacer, o has sentido que no tienes nada que ofrecer?

Lucas 11:5–9 nos habla acerca de un tiempo así. El amigo se presentó a media noche, lo cual refleja lo urgente de la necesidad, y pidió tres panes, porque “se me ha presentado un amigo recién llegado de viaje, y no tengo nada que ofrecerle.”

Esta escritura nos da dos lecciones acerca de la oración: (1) María escogió sentarse a los pies de Jesús y pasar tiempo en Su presencia, y (2) Jesús enseñó a Sus discípulos la Oración del Señor. La enseñanza termina con una invitación: “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta.”

El tercer estudio del manual de “Escogiendo el Lugar de María” examina Isaías 55:1-11. Los primeros seis versículos incluyen cuando menos 16 palabras de invitación. “Escúchenme bien, y comerán lo que es bueno, y se deleitarán con manjares deliciosos” (v.2). El pasaje usa palabras como “fecundar” y “germinar” (v.10) antes de agregar “así es también la palabra que sale de mi boca: No volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo deseo y cumplirá con mis propósitos” (v.11).

Los invitados en este pasaje tienen una necesidad. Dios nos invita a venir a Él, esperando recibir y escuchar de Él. Él no sólo ofrece lo básico. Él ofrece “manjares deliciosos” — no solo para sobrevivir sino para prosperar.

En la oración, tú recibes y comienzas a usar las palabras creadoras de Dios. Es así porque la oración es mucho más que ir y pedir una lista de necesidades. Dios nos invita a pedirle pensamientos y palabras que harán que nuestras oraciones se alineen con lo que Él quiere lograr. Cuando permanecemos en Él y nos sumergimos en la Escritura, podemos tener confianza en los pensamientos que llenarán nuestras mentes cuando estemos ante Dios en oración.

La enseñanza en el estudio de “Escogiendo el Lugar de María” es: “Cuando no tenemos nada que ofrecer de nuestras experiencias o de las copas de nuestra mente, Él suple palabras por medio de Su precioso Espíritu Santo las cuales podemos usar creadoramente para traer vida y transformación a nuestro mundo quebrantado.”

Deb Lewis y su esposo, Lloyd, son candidatos ministeriales en la Conferencia New South y directores de Ministerios Mary´s Place, marysplace.org.

DISCUSION EN GRUPO:

[1] Haz una lista de algunas ocasiones cuando has sentido que no sabes que decir.

[2] En Isaías 55:1-6, haz una lista de todas las palabras o frases que son invitaciones.

[3] ¿Cuáles son los rasgos de los invitados, y que ofrecen?

[4] En Lucas 11:5-9, ¿Qué rasgo de carácter tuvo el amigo a que nada ofrece y que finalmente sacó a su amigo de la cama (v.8) ? ¿Qué tan urgente era la necesidad del amigo “recién llegado de viaje”? ¿Cómo incrementa este pasaje de la escritura tu sentido de compromiso para suplir las necesidades de las personas en este viaje de la vida?

Written By
More from Deb Lewis

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *