¿Cosas Extrañas?

Al principio del año, ¿Quién hubiera pronosticado que sería más probable ser atemorizados por alguien que no usara máscara (cubrebocas) en una tienda o un banco, en lugar de alguien que sí la llevara? ¿Quién imaginaría que el papel sanitario sería un artículo de primera necesidad? ¿Quién se hubiera imaginado que la mayoría de los edificios de las iglesias estarían cerrados por meses?
Tal parece que somos personajes de tiras cómicas que de repente son transportados a un universo alterno que se parece, pero no es igual al nuestro. (Esta tropa cómica se ejemplifica por la película de dibujos animados “Spiderman: Un nuevo universo”, que ganó un Oscar el año pasado). Sea que normalmente te sientas como que estás bien conectado con las personas que te rodean, o usualmente te sientas como un forastero, pienso que te has sentido fuera de lugar durante los últimos meses.
Clarice A. Schultz, una enfermera y autora de algunos libros sobre pérdida y cambio, escribe:
“La gente que sufre quiere escuchar los dichos, canciones, y oraciones de su juventud”. Es posible que sea por eso que las letras de las canciones de los 80 han estado inundando mi cerebro últimamente: “Somos peregrinos. Somos extranjeros. No somos de este mundo” (Petra). Mis mejores amigos son peregrinos y extranjeros, aquí están de paso, viviendo en peligro” (DeGarmo & Key). “Mi mundo ha cambiado, así que prométeme que nunca te irás” (BeBe & CeCe Winans).
Como cristianos, somos llamados a ser diferentes de las demás personas en este mundo siempre cambiante. Este mes LUZ Y VIDA se enfoca en lo que significa ser “extraños en el mundo”. Sigue leyendo por la sabiduría de los líderes Metodistas Libres como la Obispa Linda Adams, el asistente al Superintendente Jon Swanson, las Pastoras Jill Richardson y Roberta Mosier-Peterson, y el Director de Comunicaciones Brett Heintzman mientras echamos una ojeada a lo que significa estar en este mundo, pero “no ser de este mundo”.
La sección de ERESFM de este mes presenta a Alyssa Galios, quien sabe por experiencia lo que son los cambios inesperados y los quebrantos de la vida. Dios está usando su impactante historia para inspirar a otras personas “hechas para ser valientes”. Gracias al misionero (que no se nombra aquí debido a su trabajo en regiones especialmente peligrosas del mundo) quien recientemente me la presentó.
Podemos esperar sentirnos como extraños en el mundo cuando estás rodeado de compañeros de trabajo o vecinos que no son cristianos, y tus creencias basadas en la fe puedan no ser aceptadas por ellos. Después de todo, Jesús dijo que el mundo nos puede aborrecer igual que como lo aborreció a Él (Juan 15:18-19)
Si eres como yo, puedes haberte encontrado en una situación en la que te sintieras como un extraño entre otras personas que profesan la fe en Cristo. Debido a mi participación en un ministerio interdenominacional, he sido la única persona en la mesa con quien todos los demás estaban en desacuerdo en términos teológicos.
Ahora estoy a punto de comenzar a ser conocido como “Jeff, el esposo de la pastora”, cuando mi esposa Jan, se convierta en pastora principal de nuestra iglesia en este mes. Esto puede ocasionar un estado de shock en amigos de mucho tiempo y miembros de la familia extendida cuyas iglesias no tienen ordenación de mujeres. Sin cambiar mis creencias, puedo pasar de ser visto como un colega evangélico cristiano, a un extraño cuyos caminos no sean sus caminos.
La Iglesia Metodista Libre algunas veces parece algo extraña porque nuestros conceptos no caben por complete con las voces audibles del cristianismo estadounidense. Tenemos un fuerte énfasis en la santificación y la vida santa. También tenemos una larga historia de ser defensores de los pobres, las mujeres y la minorías raciales y étnicas. Estas creencias basadas en la Biblia deben ir juntas, pero a menudo no es así.
La edición de la revista de este mes incluye cobertura del reciente panel “Hablemos, Escuchemos y Aprendamos Juntos (https://vimeo.com/426966207) con cinco líderes afroamericanos y nuestra Junta de Obispos. Favor de leer el artículo, ver el video, y considera la manera en que puedes ser un cristiano que trabaja junto a otros peregrinos y extranjeros para que este mundo sea un lugar más justo e igualitario.
La vida puede ser extraña e impredecible cuando seguimos y servimos a un Dios que sabemos que trabaja de maneras misteriosas. Como el Señor le dice a Isaías: “Porque mis caminos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos — afirma el Señor — mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes ¡Más altos que los cielos sobre la tierra!” (55:8-9).

Jeff Finley es el editor ejecutivo de esta revista, y miembro de la IML Juan Wesley en Indianápolis. Se unió a LUZ Y VIDA en 2011 después de una docena de años de ser reportero y editor para Sun-Times Media.

Written By
More from Jeff Finley

La Influencia Divina de Dios

Nuestra visión es “llevar integridad al mundo a través de comunidades bíblicas...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *