Asociándonos para Bien

Hace diez años, Shawn Morrison lanzó con puros vo-luntarios Good in the Hood (Bondad en La Comunidad), una organización de no lucro para influenciar, inspirar e impactar a las “Ciudades Gemelas” por medio de actos intencionales de gentileza.

Foto por Ryan Morrison
Foto por Ryan Morrison

“Yo estaba orando y Dios me dio una visión de cómo se puede usar la gentileza como una herramienta para el evangelismo”, dice Morrison, el director ejecutivo de la organización, que trabajaba con su esposa, Jamie Morrison, en el Colegio Bethany, de Misiones, en Bloomington, Minnesota, cuando el ministerio se formó [“Good in the Hood”] se desarrolló como una estrategia para movilizar a los jóvenes, ancianos o cualquiera que tuviera un corazón dispuesto para hacer el bien”.

Cuando los Morrison llegaron a pastorear la Iglesia Metodista Libre Cedarcrest, de Bloomington en 2006, la iglesia Cedarcrest se convirtió en un socio clave de Good in the Hood, uno de sus programas de ayuda de alimentos. Los alimentos en la tiendita de Good in the Hood y el programa de comida caliente tienen su base en Cedarcrest. Periodistas de televisión han visitado la iglesia para informar del programa.

Sin embargo, la organización no se limita a los voluntarios Metodistas Libres. Good in the Hood está asociada con unas 75 organizaciones distintas y moviliza a 3,500 voluntarios cada año Casi el 50% de los voluntarios son receptores de servicios.

La página del grupo:
(goodinthehood.org) dice: “Los esfuerzos de proporcionar un apoyo efectivo para los pobres de las ciudades, y todos los que han sido marginados por las circunstancias. A fin de cumplir mejor este objetivo hacemos énfasis en el establecimiento de asociaciones sanas”.

Colaboración de Iglesias

Los socios de Good in the Hood incluyen negocios de área, misiones de rescate, colegios e iglesias. Mientras que puede ser que algunos pastores lo piensen dos veces trabajar cerca de otras congregaciones. Los Morrison están convencidos de la colaboración con iglesias que comparten doctrinas cristianas esenciales. Cedarcrest participa en un programa de compartir el púlpito y otros recursos con otras dos congregaciones Metodistas Libres y una congregación Luterana que se separó de su denominación a fin de mantenerse fiel a los valores bíblicos.

Si somos completamente dedicados como organizaciones y como iglesias para trabajar juntos por el reino, no debemos tener temor de trabajar con otros ministerios”, dice Jamie Morrison.

Shawn Morrison dice que Good in the Hood “sirve a la iglesia, pero también acude a lugares a los que la iglesia no puede acceder”. Él considera que la organización es una herramienta para servir a la misión que Dios le ha dado, y como medio de activar la iglesia con demostraciones prácticas del reino de Dios.

“Nuestra teología no es tanto lo que decimos”, dice: “Más bien, es lo que hacemos. Simplemente ponemos nuestra fe en acción”. Gran parte de lo que hacemos es meramente una demostración de nuestra teología en la vida diaria, pero ella nos posiciona como el rostro de Cristo delante de nuestra comunidad”.

Jamie Morrison dice que los tiempos han cambiado desde los días cuando era muy común que los inconversos visitaran las iglesias.

Nosotros tenemos que conducirnos como iglesia de manera diferente a como lo hacíamos en el pasado”, dice: “Eso significa dar pasos apostólicos resueltos fuera del edificio de la iglesia a fin de llevar el evangelio”.

Written By
More from Jeff Finley

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *