Alianza de uno Solo

La más profunda realidad que he experimentado a través de los Ministerios Infantiles Internacionales (ICCM, por sus siglas en inglés), es que las relaciones son indispensables. Teológicamente, es verdad que estamos unidos como las partes de un cuerpo — pero más allá de eso, es un hecho fundamental de la vida.

Mis cincuenta años de vida, y 17 como pastora me han enseñado ya el valor de las relaciones. La unidad en la diversidad nos fortalece, “ninguna persona es una isla”. “Los huesos de nuestra pelvis están unidos a los huesos de nuestras piernas”.

La Iglesia Metodista Libre es un cuerpo relacional. Yo he sido profundamente enriquecida por la expe-riencia de las relaciones más allá de nuestra iglesia local. Campamentos, coros, escuelas, conferencias y eventos denominacionales (CUE) me han empapado de lo que los sociólogos llaman “asociaciones voluntarias”, pero que nosotros lo consideramos como una familia.

Como pastora, he aprendido la naturaleza esencial de la variedad de dones de nuestros miembros, lo que yo prediqué desde el púlpito, y celebré diariamente por décadas. Como dice Pablo en 1 Corintios 12:17 “Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿Qué sería del oído? Si todo el cuerpo fuera oído, ¿Qué sería del olfato?”. Traducción de la iglesia local: Los encargados de los niños hacen que el mundo gire. Desde los coordinadores de la transporta-ción pasando por los músicos, de los miembros de la junta administrativa al servicio de la comunidad, la variedad es la sal de la vida en la iglesia.

Lazos Globales

Ahora que me muevo en el contexto de los Ministerios Infantiles Internacionales (ICCM, por sus siglas en inglés), mis conexiones son globales. Menos visibles pero no menos reales, esas relaciones son la esencia de ICCM. En el nivel más elemental, nos-otros conectamos a un patrocinador con un niño. Pero notemos la manera en que estos lazos envuelven al mundo: Algunos de los patrocinadores viven en Irlanda, Hong Kong, Taiwán, Japón y los Emiratos Árabes Unidos, solo para nombrar unos pocos. Mientras que los niños viven en 30 países diferentes. Una filipina patrocina a una niña en Paraguay. Un haitiano patrocina a un niño de la India.

Muchos de los patrocinadores esperan con ansia una comunicación de persona a persona para hacer tangible su pertenencia en el cuerpo de Cristo alrededor del mundo. Ahora ellos tienen un nombre y un rostro en el cual enfocar sus oraciones, su afecto y su modesta ayuda monetaria. En ocasiones es posible que hagan un proyecto de aprendizaje, investigando las costumbres y cultura del país en el que vive su niño patrocinado. Visto desde la perspectiva del niño, los patrocinadores son como tíos y tías que se unen a los padres para orar y bendecir al niño. Todos ganan.

En el nivel organizativo, la colaboración es rica. Casi todos los coordinadores nacionales de ICCM son ciudadanos del país en el que viven, no misioneros extranjeros. Sin embargo, trabajan hombro a hombro con misio-neros y líderes de la Iglesia Metodista Libre de su país respectivo. Ellos supervisan a directores de escuelas, centros de estudio, hosterías y otros ministerios comunitarios de alcance para niños como parte de su enfoque holístico que pretende ser una fuerza de bien para la región. Algunos de los niños patrocinados son hijos de pastores y plantadores de iglesias, liberando estos pioneros para invertir sus mejores energías en el trabajo de la iglesia. Por esta razón, algunos de los obispos conceden a ICCM un papel clave en la rápida expansión del reino de Dios en su respectiva región. ICCM es un órgano vital en el cuerpo Metodista Libre alrededor del mundo.

Empoderándose Juntos

En los últimos años ha surgido un estimulante nivel de conexión. Los Metodistas Libres han mostrado una pasión sobre algunas de las maneras de empoderar personas en países emergentes, y han fundado organizaciones con el fin de llenar necesidades prácticas alrededor del mundo. La colaboración con estos grupos ahora lleva más lejos nuestras posibilidades de alcance, y nos da la oportunidad de invertir en iniciativas más amplias a fin de mejorar las vidas de literalmente millones de personas. Unidos somos mejores.

Nunca olvidare el electrizante efecto del video del primer proyecto de Agua Clear Blue Global en la Conferencia General de 2007. Le mostré el DVD a mi congregación el domingo siguiente e inmediatamente reuní 8,000 dólares en promesas para perforar pozos en África. Uno de los miembros, que jamás había aportado para misiones, captó la visión inmediatamente, y dijo: “¡Eso sí lo puedo respaldar!” Mis ojos se abrieron a la realidad de que personas diferentes se verán motivadas a involucrarse de distintas maneras, expandiendo el “pastel” en lugar de solo dividirlo en piezas aún más pequeñas.

Clear Blue ha perforado pozos en muchos de los lugares en los que ICCM sirve a los niños. Niños de Haití, Nigeria, Kenia, Malawi, India y otros países pueden gastar menos su tiempo en llevar agua de grandes distancias, liberándolos para asistir a la escuela, jugar, y para otras actividades propias de su edad. Es una colaboración concebida en el cielo.

Empoderamiento Sustentable por medio de Desarrollo Económico (SEED), es una iniciativa de las Misiones Mundiales Metodista Libre, ofreciendo acceso a Metodistas Libres de más de una docena de países a mercados para los bienes que ellos producen. También proporciona capital de SEED para el desarrollo de pequeños negocios, ayudando a las personas a desenvolverse en sus economías locales.

Otro ministerio de micro empresa: Tesoros Celestiales (Heavenly Treasures) alcanza mucho más allá de la Iglesia Metodista Libre alrededor del mundo, pero también apoya fuertemente a algunos grupos ML. Los líderes de Tesoros Celestiales reúnen su propio sustento por medio de Misiones Mundiales de la Iglesia Metodista Libre, de modo que las ganancias de la venta de artículos pueden regresar a los proyectos de los artesanos. Tesoros Celestiales aporta a Country Support Accounts (Cuentas de Apoyo a Países, CSAs, por sus siglas en inglés) de Misiones Mundiales en algunos países en los que laboran. En la caja de la tienda de Tesoros Celestiales en Glendale, California, tú puedes patrocinar a un niño por medio de ICCM.

El Proyecto Edén, de Reforestación se inició como resultado del trabajo de líderes Metodistas Libres del estado de California trabajado con etíopes para establecer en aquel país la Iglesia Metodista Libre. Un funcionario de gobierno les dijo: “Si en realidad ustedes desean ayudar a mi país, planten arboles”. A la fecha, Edén ha plantado más de 60 millones. Edén y ICCM ahora están colaborando en Haití para alcanzar a una nueva generación en lo que al cuidado de la creación y reforestación se refiere. El futuro de Haití depende en revertir la tendencia que condujo al 99% de deforestación, en ese país. Veinte mil niños escolares que se llenan “las manos de polvo” serán ingrediente de un esfuerzo inclusivo para sanar la tierra en nuestra familia global. Empoderando Vidas International (ELI, por sus siglas en inglés) está apoyando a África con el cuidado de huérfanos y capacitando pastores enseñándoles a “hacer carpas” y con educación teológica. Hermana Conexión apoya a viudas y a sus familias en Burundi. El Movimiento Libérate apoya toda nuestra red global creando conciencia del tráfico humano y acciones que podemos realizar para prevenir y detener la esclavitud mo-derna. Los profesionales de la salud, educadores, ingenieros, agricultores, equipos de construcción, mecánicos, entrenadores de evangelismo, y muchos otros, utilizan sus habilidades, su pasión, y su imaginación inspirada por el Espíritu, para vivir la realidad de que somos una alianza mundial de uno solo.

Antes en ninguna parte experimentábamos este nivel de colaboración. Lo interesante es que nuestra familia global que está madurando, ha echado muchas ramas en tantas maneras, con tantas conexiones, que sólo el Señor de la iglesia las puede rastrear a todas. Esta es una realidad del Siglo 21. Dios quiere hacer algo rompiendo las barreras y edificando las relaciones para cumplir Su propósito. Llevar el evangelio a todo el mundo nos obliga a unir fuerzas los unos con los otros, honrando a nuestros hermanos y hermanas alrededor del mundo y a través de nuestra tierra mientras juntos llevamos a cabo la visión de nuestro Señor y Cabeza de todos, Jesucristo.

 

Written By
More from LINDA ADAMS

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *