Afirmando sin Especular

Al celebrar la venida de Cristo a nuestro mundo, consideremos la observación del Obispo Donald N. Bastian: “La doctrina de la segunda venida es tan importante en el Nuevo Testamento como el anuncio de Su primera venida”.

El siglo 18 fue testigo del nacimiento del Metodismo y fortaleció la atención a la escatología (“las últimas cosas”) apuntalada por eventos como la Revolución Francesa y una serie de terremotos en Inglaterra. Juan Wesley se resistía a ser llevado a la especulación acerca del fin, más bien se enfocó en la urgencia de la evangelización de los inconversos. Un “deseo de huir de la ira venidera” era la única condición para unirse con una iglesia Metodista Libre.

El interés generalizado en las “últimas cosas” continuó hasta el siglo 19, en el que surgió la Iglesia Metodista Libre.

Guillermo Miller y los Adventistas del Séptimo Día predijeron que Cristo volvería en octubre de 1844, basados en gran parte en su interpretación del libro de Daniel. Los primeros Metodistas Libres, siguiendo la dirección de Juan Wesley, sabiamente evitaron hacer predicciones y prefirieron enfocarse en la urgencia de esparcir el reino de Cristo en la tierra.
B.T. Roberts, el principal fundador del Metodismo Libre, sintió que la especulación contribuía muy poco al cuidado de los enfermos o la conversión de los perdidos.

Roberts defendió la soberanía de Dios sobre la historia y la urgencia de predicar el evangelio a todas las naciones (Mateo 24:14) en lugar de pensar en la inminencia del regreso de Cristo. La iglesia amplió su declaración sobre las “Ultimas Cosas” en 1974 al insertar una sección sobre el “Reino de Dios” antes de la sección sobre el “Regreso de Cristo”.

El Despencionalism se popularizó con los libros de ficción “Dejados Atrás”. Estos temas no se escuchaban antes del siglo 19, y dividen la historia en siete diferentes dispensaciones, girando en derredor de un elaborado esquema para la comprensión de las ultimas cosas.

El desafio para la Iglesia Metodista Libre de hoy es enfocarse en nuestro compromiso rico y enfocado en la Biblia, de evangelizar a los perdidos, predicar el evangelio a los pobres y vivir una vida santa a la vez que se afirma que “Cristo murió y resucitó. Cristo vendrá otra vez”.

Residente de Seattle, Joe Culumber se jubiló recientemente del departamento de Filosofía-religión de la Universidad de Greenville.

Written By
More from Joe Culumber

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *