Acción de Soluciones para el Planeta y los Pobres

Los Metodistas Libres han sabido por largo tiempo de la importancia de tomar acción cuando se trata de cuidar de los pobres. Hemos prosperado históricamente al adoptar pasos pragmáticos para ayudar a los pobres y oprimidos.

El Espíritu Santo está moviéndose dentro de la Iglesia Metodista Libre mientras nuevas oportunidades del reino se presentan. Una oportunidad a la que el Espíritu está llamando nuestra atención en estos tiempos desafiantes se relaciona con el cuidado de la creación. Sí, los mensajes ambientales son frecuentemente negativos y dados a causar culpa. Sí, el tema del cambio climático ha contribuido a la división política que han atormentado a nuestra nación. Sin embargo, la negatividad no tiene que definir nuestras reacciones como seguidores de Cristo. Después de todo, hemos “nacido de nuevo” – no “nacido en contra”. Entonces, si estás listo para una manera sencilla de practicar proactivamente el cuidado de los pobres y la creación en un paquete sencillo, entonces tengo buenas noticias para ti. Los pasos de acción anotados abajo ofrecen dividendos de la vida real en una manera consistente con nuestros sistemas de valores bíblicamente orientados.

Primero, compra tu primer árbol de Navidad en el extranjero. Antes de comprar tu árbol de Navidad para tu hogar este año, puedes hacer una diferencia plantando 100 árboles para combatir la deforestación. Con un donativo de 10 dólares a Proyectos Edén, puedes no solamente plantar 100 árboles, pero también proveerás empleo para la persona que los plantará en tu nombre. Entonces, cuando estés decorando un hermoso árbol en tu hogar esta Navidad, será un recordatorio del impacto positivo que tu familia ha hecho y una razón más para estar lleno de gozo.

Segundo, edúcate sobre el tema del cuidado de la creación. Con la ayuda de líderes piadosos como Nancy y Matthew Sleeth, estamos entendiendo mejor sobre lo que las Escrituras dicen sobre el cuidado de la creación. Libros como “Serve God, Save the Planet: A Christian Call to Action (Sirve a Dios, Salva al Planeta: Un Llamado Cristiano a la Acción” y “24/7: A Prescripción for a Healthier, Happier Life” (24/7; Receta para una Vida más Sana y más Feliz) , te proveerán con información bíblica para ayudarte a discernir el mover del Espíritu. Otra gran lectura es “Salvation Means Creation Healed: La Ecología del Pecado y la Gracia” por Howard A. Snyder con Joel Scandrett.

Tercero, únete a una organización positiva y comprobada asociada a la Iglesia Metodista Libre. Proyectos Edén es una organización no lucrativa que actualmente opera en Madagascar, Haití y Nepal. El objetivo estratégico de Edén es de “aliviar la pobreza extrema por medio de la mayordomía ambiental”. En términos más sencillos, Edén emplea aldeanos empobrecidos y frecuentemente oprimidos para plantar árboles – millones y millones de árboles cada año.

Edén comenzó a plantar árboles en Etiopía con la IML en Marzo de 2005. Desde nuestra base inicial en Etiopía, Edén se expandió a Madagascar en 2007, Haití en 2010 y más recientemente a Nepal en 2015. Desde este mes, Edén habrá plantado más de 138 millones de árboles en las cuatro naciones de proyecto. La capacidad de restaurar bosques enteros ha sido lograda por medio de empleo de aproximadamente 3,500 empleados aldeanos de tiempo completo y medio tiempo. Estos empleados añaden (en promedio) 2.2 millones de árboles mensuales al total de la cuenta de árboles. El nivel de eficiencia de Edén empodera la capacidad de sembrar semilleros en nuestros viveros, plantar árboles jóvenes en sitios cuidadosamente determinados y finalmente cuidar de los árboles jóvenes hasta la madurez; todo por tan poco como 10 centavos por árbol. Las fotos de antes y después de Edén son asombrosa prueba del poder restaurador de Dios cuando cooperamos con Su obra.

Cuarto, entiende cómo están conectadas la pobreza y la destrucción ambiental. Probablemente tú estás enterado de la devastación causada recientemente por el Huracán Matthew en Haití. Con una tasa de deforestación de más del 98 por ciento, no es poco común que la gente de Haití sufra severas inundaciones que resultan en pérdida de propiedad y vidas.

Las buenas nuevas son que Edén ya ha plantado más de 250,000 árboles en Haití. Hemos tenido un buen arranque gracias a todos los que se han unido a Edén y a Ministerios Infantiles Internacionales, quienes sirven juntos en Haití para proveer cobertura de bosques a la vez que comida segura. En 2017, Edén planea incrementar la producción. ¿Considerarías añadir al número total de árboles? Si lo hicieras, veríamos gradualmente un cambio en las inundaciones, erosión y alimentación segura relacionados con la deforestación.

Existe una lógica clara y sencilla detrás de la conexión entre la destrucción ambiental y la pobreza, junto con la contra lógica demostrando cómo el cuidado de la creación y el alivio de la pobreza extrema pueden resolver las consecuencias de la negligencia de la creación.

La lógica se ve así:

  • Cuando los humanos dañan y destruyen el ambiente, las granjas locales y los sectores pesqueros sufren de la erosión del suelo y de inundación. Poco después, las granjas y sectores pesqueros se vuelven improductivos.
  • Cuando los agricultores de subsistencia y pescadores ven reducirse sus cosechas y pesca bajo el nivel de subsistencia, se desesperan y se mudan a las ciudades grandes para buscar trabajos.
  • Las grandes ciudades son frecuentemente los sitios donde los problemas de la pobreza y el abuso de la creación se complican. Es difícil imaginar, pero las empobrecidas ciudades de muchas naciones sufren de un desempleo increíblemente alto y bajas tasas de empleo. En otras palabras, con frecuencia no hay trabajos adecuados disponibles.
  • Es en las ciudades grandes donde las familias desesperadas se convierten en víctimas de esclavitud laboral y tráfico humano. Esas son las malas noticias.

Estas son las buenas noticias:

  • El pueblo de Dios puede dar una mano – no solamente una ayuda – proveyendo la dignidad de un empleo por medio de la metodología de Eden: Employ to Plant (empleo para plantar), una manera comprobada para impactar positivamente a los pobres y el medio ambiente.
  • Nuestro Creador Dios confió la creación a nuestro cuidado. En caso de que fallásemos en responder como mayordomos piadosos, nuestro Creador diseñó sistemas naturales para ser increíblemente resistentes.
  • Cuando combinamos el cuidados de los pobres con esfuerzos de reforestación, el resultado neto es un efecto de multiplicación que beneficia a la gente al igual que al planeta.

En conclusión, a medida que servimos en unidad por medio del poder de Dios, podemos demostrar que un número de los problemas más grandes del mundo pueden ser resueltos para la gloria de Dios.

 

STEVE FITCH, D.Min., es el presidente y fundador de Proyectos Edén (edenprojects.org). Es un presbítero Metodista Libre y anteriormente superintendente de la Iglesia Metodista Libre en el Sur de California.

 

Written By
More from STEVE FITCH

Música de Adoración en los Cines

Aún si el nombre Hillsong no te parece familiar, probablemente has pasado...
Read More

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *